for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

El bloqueo de Reino Unido se cierne sobre los ingresos de Huawei, que acusan la presión de EEUU en el primer semestre

13 jul (Reuters) - Huawei anunció el lunes una fuerte desaceleración en el crecimiento de sus ingresos antes de que Reino Unido decida según lo previsto prohibir su participación en las redes de telecomunicaciones móviles 5G británicas, una decisión que probablemente dará alas a la campaña estadounidense contra la tecnológica china y amenazará sus perspectivas globales.

FOTO DE ARCHIVO: El logotipo de Huawei en un dispositivo de comunicaciones en Londres, Reino Unido, el 28 de enero de 2020. REUTERS/Toby Melville

El mayor proveedor de equipos de telecomunicaciones del mundo y segundo fabricante mundial de smartphones dijo que sus ingresos subieron un relativamente modesto 13,1% en el primer semestre, después de más de un año de presiones de Estados Unidos y meses de interrupciones por la pandemia de coronavirus.

Huawei Technologies, que no cotiza en bolsa, publicó las cifras antes de su anticipado bloqueo en Reino Unido, una medida histórica que previsiblemente enfurecerá a Pekín y se granjeará el aplauso del presidente estadounidense, Donald Trump.

Varios altos cargos de EEUU anunciaron en mayo nuevas normas destinadas a restringir la capacidad de Huawei para adquirir los chips cruciales que diseña para sus equipos de red 5G y teléfonos inteligentes. Estas restricciones, junto con la presión de la Administración Trump y una reacción política interna por las acciones de China en Hong Kong y otros lugares, han llevado al primer ministro británico, Boris Johnson, a cambiar de posición con respecto a Huawei.

La decisión de Reino Unido llega cuando Alemania y otros países europeos están dando forma a sus políticas sobre Huawei y 5G.

“Lo que haga Reino Unido tendrá un impacto simbólico en la situación de Huawei en Europa”, dijo Nicole Peng, analista de la firma de análisis Canalys. “Creo que lo que Huawei espera en este momento es retrasar las decisiones de estos países tanto como sea posible, al menos hasta las elecciones generales en EEUU”.

Se espera que el Gobierno alemán tome una decisión en septiembre. Deutsche Telekom, el mayor cliente de Huawei en Europa, se ha posicionado en contra de cualquier prohibición general a proveedores extranjeros individuales.

La campaña contra Huawei comenzó en 2018 en Australia, cuando el Gobierno del país bloqueó a la empresa tras descubrir que su tecnología 5G podría ser explotada como puerta al espionaje. Desde entonces, varios aliados de Estados Unidos, incluidos Canadá, Japón y Nueva Zelanda, han excluido a Huawei de sus proyectos 5G, pero la mayoría de los gobiernos europeos se negaron hasta hace poco a seguir su ejemplo.

Huawei, que antes de la pandemia del coronavirus ya había pronosticado un “complicado” 2020, dijo que sus ingresos aumentaron un 13,1% hasta los 454.000 millones de yuanes (64.900 millones de dólares) en el primer semestre del año. La tasa de crecimiento se redujo frente al 23,2% en el primer semestre de 2019. Los márgenes de beneficio neto fueron del 9,2%, frente al 8,7% del primer semestre de 2019.

Huawei no publicó datos sobre cuántos smartphones envió en este periodo como solía hacer en el pasado. La consultora IDC dijo que Huawei fue el segundo mayor fabricante de teléfonos en el primer trimestre de 2020, con una cuota de mercado del 17,8%, detrás de Samsung Electronics Co Ltd y por delante de Apple Inc.

Estados Unidos incluyó a Huawei en una lista negra en mayo del año pasado, restringiendo las ventas de bienes hechos en suelo estadounidense, como los semiconductores, y no permitiendo a Huawei el uso de los servicios de telefonía inteligente de Google. EEUU asegura que Huawei es un agente del Estado comunista chino y no se puede confiar en la empresa, acusaciones que la tecnológica china rechaza.

La hija del presidente de Huawei se encuentra bajo arresto domiciliario en Canadá, con Estados Unidos tratando de extraditarla por presuntas violaciones de sanciones por parte de la empresa.

(1 dólar = 6,9958 yuanes chinos)

Información de Stephen Nellis en San Fransisco; información adicional de David Kirton en Shenzhen; traducido por Jose Elías Rodríguez

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up