April 28, 2020 / 12:14 PM / 4 months ago

La vida en el confinamiento: los británicos salen menos a comprar pero gastan más en cada salida

LONDRES, 28 abr (Reuters) - Los británicos hicieron menos salidas para hacer la compra, pero gastaron más cuando se aventuraron al exterior para adquirir comestibles y modificaron el tipo de productos consumidos durante su adaptación a la vida bajo el confinamiento por el coronavirus, según mostraron datos del sector publicados el martes.

FOTO DE ARCHIVO: La compra de alimentos se ve en el suelo junto a un signo de distanciamiento social y marcas mientras un cliente espera en una cola en un supermercado de Spar, tras el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19) en Hemel Hempstead, Reino Unido, el 24 de abril de 2020. REUTERS/Paul Childs

Las ventas de comestibles en Reino Unido aumentaron en un 5,5% interanual en las cuatro semanas anteriores al 19 de abril, según dijo la consultora Kantar. Desde el 23 de marzo sólo pueden abrir los comercios considerados esenciales, como los de alimentación y las farmacias.

Aunque el crecimiento en abril fue significativamente menor que el incremento récord del 20,6% en marzo, cuando los británicos estaban acumulando existencias de cara al confinamiento, las ventas fueron superiores a las del año anterior en 524 millones de libras (652 millones de dólares, 602 millones de euros).

Según Kantar, de media los hogares británicos compraron alimentos sólo 14 veces durante esas cuatro semanas, un mínimo desde que se recoge este dato, por debajo de las 17 veces en tiempos más normales.

No obstante, la disminución de los viajes para adaptarse a las medidas de distanciamiento social en las tiendas se produjo en paralelo a un aumento en la cantidad media gastada en cada visita, hasta 26,02 libras, la cifra más alta jamás registrada por Kantar y 7 libras más que el año pasado.

“El descenso (en el crecimiento) de marzo indica que la fase de acumulación de reservas ha terminado en gran medida y que estamos empezando a entrar en la fase de cambio de canal, a medida que las calorías se desplazan desde fuera a dentro de casa”, dijeron los analistas de Bernstein.

Los datos de Kantar destacan otros cambios en el comportamiento de los consumidores, ya que más del 40% dijeron que están haciendo más panadería casera y las ventas de sebo (utilizado en algunas recetas tradicionales británicas) aumentaron en un 115% y el azúcar en un 46% en el período de cuatro semanas.

Las ventas de alcohol también aumentaron, ya que los británicos sustituyeron los viajes a los pubs por la socialización virtual.

Aunque el viernes y el sábado siguen siendo los días más populares para ir de compras, la interrupción de la semana laboral normal significa que la proporción de viajes realizados de lunes a jueves ha aumentado, haciendo más difícil encontrar momentos más tranquilos en las tiendas.

“El distanciamiento social también significa que el gasto en otras categorías como la ropa, la comida comprada sobre la marcha y otros productos generales habrá sido considerablemente menor, por lo que para algunos minoristas el panorama será más limitado”, dijo Fraser McKevitt, jefe de la sección de comercio minorista y consumo de Kantar.

MÁS COMPRAS ONLINE

Las ventas en Internet representaron el 10,2% del total del mercado de alimentación, según Kantar, frente a alrededor del 7% antes de la crisis, y el mayor aumento se produjo entre los compradores mayores.

Aunque antes no eran grandes usuarios del comercio electrónico, los mayores de 65 años gastaron 94% más en repartos de este tipo que hace un año.

Kantar dijo que las ventas totales de comestibles aumentaron un 9,1% interanual en el período de 12 semanas hasta el 19 de abril, y que las ventas del líder del mercado, Tesco, subieron un 7,2%, mientras que Sainsbury’s, Asda y Morrisons las incrementaron un 8,4%, 3,5% y 4,3% respectivamente.

Las cadenas de descuento Aldi y Lidl subieron un 8,8% y un 14,8% respectivamente.

La inflación en los comestibles fue del 1,9% en el período de 12 semanas. Los precios están subiendo más rápido en mercados como el de las salchichas, el tocino y el cordero, mientras que bajan en el de las aves de corral, los huevos y la confitería de chocolate.

Información de James Davey; traducido por Tomás Cobos

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below