April 14, 2020 / 10:54 AM / a month ago

BREAKINGVIEWS-El virus desata una lucha de titanes en el ámbito empresarial chino

FOTO DE ARCHIVO: Los visitantes usan sus móviles bajo el logo de Tencent en la Conferencia Global de Internet Móvil en Pekín, el 6 de mayo de 2014. REUTERS/Kim Kyung-Hoon

HONG KONG, 14 abr (Reuters Breakingviews) - Ha comenzado la mayor confrontación corporativa de China. Alibaba, Tencent y Ping An Insurance dominan el comercio electrónico, los videojuegos y los seguros, respectivamente. Pero ahora este trío, con un valor combinado de más de 1 billón de dólares en capitalización de mercado, está convergiendo en la asistencia sanitaria.

Antes de que golpeara la COVID-19, el sistema médico de China sufría de una crónica falta de inversión. El gasto en sanidad, del que el Gobierno representa más de la mitad, era solo el 5,2% del PIB en 2017, según datos de la Organización Mundial de la Salud, muy por detrás del 17% de Estados Unidos.

Un gran problema es la escasez de médicos de cabecera, lo que da lugar a una atención primaria deficiente. También hay un desequilibrio geográfico, pues los recursos médicos se concentran en las zonas urbanas más ricas. Los hospitales de primer nivel, que representan solo el 8% del total del país, recibieron casi la mitad de todos los pacientes en 2016, según un estudio citado por China Renaissance.

Alibaba y Ping An, así como WeDoctor, en la que participa Tencent, ven potencial de ganancias en llenar las lagunas que dejan unos hospitales sobrecargados y hacinados. Los tres ofrecen consultas baratas por Internet, un modelo que se ha disparado a raíz del brote de coronavirus. Se están apresurando para desarrollar aplicaciones integrales que ofrezcan diagnósticos, recetas, derivaciones, reserva de citas, entrega de medicamentos en una hora e incluso seguros.

Good Doctor, de Ping An, va a la cabeza por ahora. La aplicación, dirigida por una filial que cotiza en la bolsa de Hong Kong, tenía 67 millones de usuarios activos al mes a finales del año pasado, gracias a un considerable equipo de médicos internos y una red de hospitales y farmacias asociados. Sin embargo, Alibaba está engordando su rama sanitaria, también cotizada en Hong Kong, mediante la reorganización de su negocio farmacéutico y el nombramiento de un nuevo consejero delegado. WeChat, la omnipresente aplicación de mensajería de Tencent, también ha desplegado características como mapas de calor de la COVID-19 y reservas de citas en hospitales. Es propietaria de una participación no revelada en WeDoctor, que ahora aspira a recaudar hasta 1.000 millones de dólares en la salida a bolsa en Hong Kong este año, según informó Reuters.

Pekín da la bienvenida a esta inversión privada. Sin embargo, el riesgo regulatorio sigue siendo alto. Las normas existentes están en constante evolución, y existe la posibilidad de que las empresas tecnológicas sean responsabilizadas por medicinas defectuosas o malos consejos médicos suministrados a través de sus aplicaciones. Hasta ahora, los beneficios han sido esquivos, ya que tanto Alibaba Health como Ping An Healthcare and Technology registran pérdidas. Con la mayor competencia, al menos se beneficiarán los pacientes.

En Twitter twitter.com/mak_robyn

(La autora es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones vertidas en esta columna son responsabilidad exclusiva de su autora)

editado por Pete Sweeney, Jamie Lo y Sharon Lam; traducido por Tomás Cobos

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below