June 10, 2019 / 8:08 AM / 5 months ago

United Technologies y Raytheon crearán un gigante aeroespacial y de defensa

FOTO DE ARCHIVO: El logotipo de United Technologies en una de la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE), Nueva York, EEUU, 5 de septiembre de 2017. REUTERS/Brendan McDermid/File Photo

(Reuters) - United Technologies Corp acordó el domingo fusionar su negocio aeroespacial con el contratista estadounidense Raytheon Co para crear una nueva compañía con un valor de alrededor de 121.000 millones de dólares, en lo que sería la fusión más grande de la historia del sector.

El acuerdo remodelaría el panorama de competencia al formar un conglomerado que abarca los sectores de suministros para aviación comercial y defensa. United Technologies proporciona equipos electrónicos, de comunicaciones y otros principalmente a los fabricantes de aviones comerciales, mientras que el principal cliente de los aviones militares y sistemas de misiles de Raytheon es el Gobierno de Estados Unidos.

Aunque United Technologies y Raytheon tienen algunos clientes en común, su solapamiento de negocios es limitado, un argumento que las compañías tienen previsto plantear cuando las autoridades de defensa de la competencia de Estados Unidos empiecen a examinar la fusión.

Sin embargo, dadas las concesiones de estos proveedores que obtienen los dos principales fabricantes de aviones comerciales, Boeing Co y Airbus SE, así como el Pentágono, gracias a su importante poder adquisitivo, es probable que no les agrade la posibilidad de que se reduzca la competencia entre ellos.

Cuando en 2016 United Technologies rechazó una oferta de adquisición de Honeywell International Inc, el CEO de United Technologies, Greg Hayes, justificó la decisión en parte al predecir que Boeing y Airbus nunca aceptarían tener un proveedor que “construyera el avión de punta a punta”.

United Technologies ha dicho que se encuentra en camino de separar sus negocios de aire acondicionado Carrier y ascensores Otis, dejando a la compañía enfocada en su negocio aeroespacial con la adquisición por 23.000 millones de dólares de Rockwell Collins, que se completó en 2018, y el negocio de motores Pratt & Whitney.

Las autoridades chinas escrutaron detenidamente la adquisición del fabricante de piezas para aviones Rockwell Collins, dada la presencia de ambas empresas en el mercado del país asiático. Esto se tradujo en que la operación se cerrara en noviembre de 2018, en lugar de en el tercer trimestre previsto.

Los analistas culparon de ese retraso a las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, al menos en parte, pero una fuente cercana al acuerdo dijo que las compañías no creen que esto se repita porque Raytheon no hace negocios en China.

Información de Harry Brumpton y Kate Duguid en Nueva York; información adicional de Mike Stone en Washington y Rama Venkat en Bengaluru; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below