April 24, 2019 / 6:15 AM / a month ago

China introducirá cambios en la Nueva Ruta de la Seda para contrarrestar las críticas

PEKÍN (Reuters) - China promoverá una versión revisada de su Iniciativa de la Franja y la Ruta en una cumbre de jefes de Estado esta semana en Pekín, con el propósito de acallar a los críticos que señalan la supuesta falta de transparencia y el aumento de la deuda que implica el ambicioso plan de infraestructuras del gigante asiático.

FOTO DE ARCHIVO: Una mujer pasa junto a un arreglo floral establecido para marcar el próximo Foro de la Ruta de la Seda en Pekín, China, el 19 de abril de 2019. REUTERS / Thomas Peter

El plan defendido por el presidente chino, Xi Jinping, ha provocado una gran polémica, y algunos países socios lamentan el alto coste de los proyectos. Algunos gobiernos occidentales consideran que se trata de un medio para difundir la influencia china en el extranjero al tiempo que carga a los países pobres con una deuda insostenible.

Si bien la mayoría de los proyectos de la iniciativa están en marcha, algunos se han visto atascados por cambios en los gobiernos de países como Malasia y Maldivas. Entre los proyectos que se han archivado por razones financieras se encuentran una planta de energía en Pakistán y un aeropuerto en Sierra Leona, y Pekín ha tenido que salir al paso de las críticas en los últimos meses diciendo que no se ha abrumado a ningún país con las denominadas “trampas de deuda”.

Xi lanzó la Iniciativa de la Franja y la Ruta (conocida como Nueva Ruta de la Seda) en 2013 y, según datos de Refinitiv, el valor total de los proyectos en el plan es de 3,67 billones de dólares, abarcando países de Asia, Europa, África, Oceanía y Sudamérica.

Un borrador de la declaración a la que tuvo acceso Reuters indicaba que 37 líderes mundiales que asistirán a la cumbre del 25 al 27 de abril acordarán un proyecto de financiación que respete los objetivos de la deuda global y promueva un crecimiento verde.

Entre los líderes asistentes está el ruso Vladimir Putin, así como por el primer ministro de Pakistán, Imran Khan, un aliado cercano de China y uno de los mayores receptores de inversiones del programa, y el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, que recientemente se convirtió en el primer país del G7 en firmar la iniciativa.

Se espera que los Estados Unidos, que no se ha unido a la Iniciativa, envíe solo una delegación de nivel inferior, sin representantes de Washington.

Algunos proyectos del programa “están pasando por un período de racionalización y evaluación”, dijo Li Lifan, subdirector general del Centro de Estudios para la Iniciativa de la Franja y la Ruta en la Academia de Ciencias Sociales de Shangái.

“La cumbre” será un momento para reflexionar y hablar sobre las esperanzas para el futuro “, dijo a Reuters.

CAMBIO RETÓRICO

Directivos de la industria y diplomáticos dicen que ha habido un cambio en la forma en que Pekín ha promovido el programa en el extranjero desde la primera cumbre de este tipo hace dos años.

“La parte política está a cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores ahora, no de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR)”, dijo un alto diplomático occidental en China, refiriéndose al planificador estatal del país que elaboró el plan oficial de la iniciativa en 2015. Dicho cambio ocurrió el año pasado, según esta fuente.

Otros analistas dijeron que hubo un cambio notable en los esfuerzos de China en el exterior para vender la iniciativa en la segunda mitad de 2018. De manera poco habitual para el país, al menos 10 de los embajadores y diplomáticos de China en países como México y Kenia publicaron cartas en los medios locales para defender el programa.

Wu Ken, el nuevo embajador de China en Alemania, reconoció en su primer discurso sobre el trabajo que había “profundas dudas” sobre el plan estratégico.

“Espero que las personas relevantes puedan superar las ‘alergias’ que tienen hacia la Franja y la Ruta lo antes posible para que China y Alemania puedan cooperar para aprovechar conjuntamente los beneficios”, dijo a principios de este mes.

El ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, asistirá a la cumbre.

William Klein, ministro consejero para asuntos políticos en la Embajada de Estados Unidos en Pekín, dijo en un foro a principios de este mes que Estados Unidos aún tenía inquietudes sobre la propuesta.

“Estas preocupaciones, por ejemplo, son prácticas opacas de financiación, una gestión deficiente y falta de cumplimiento de las normas y estándares aceptados internacionalmente”.

Andrew Davenport, director de operaciones de la consultora RWR Advisory, con sede en Washington, que ha estado siguiendo la inversión de la iniciativa, dijo que China se ha vuelto más activa en su defensa de la iniciativa ante las críticas desde el último foro.

“Es relativamente claro que la narrativa de la Franja y la Ruta presentada por Pekín en los últimos meses está diseñada con el fin de contrarrestar las críticas”, dijo.

Información de Brenda Goh y Michael Martina; Additional traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below