March 26, 2019 / 6:30 PM / 8 months ago

TSB, filial británica de Sabadell, estudia recortes de plantilla como parte de reestructuración

MADRID (Reuters) - La nueva ejecutiva al frente del banco británico TSB trabajará en un plan para reducir los costes, incluidos posibles recortes de personal y reubicaciones, según dijo una fuente bancaria. El plan forma parte de los esfuerzos de la entidad para reactivar su negocio, que ha registrado pérdidas tras el caos informático sufrido el año pasado.

Imagen de una sucursal del TSB tomada en el centro de Londres el 12 de marzo de 2015. REUTERS/Neil Hall

    Debbie Crosbie, que asumirá el control de TSB en poco más de un mes, trabajará en una nueva estrategia mientras el grupo trata de recuperar la confianza de los clientes tras una fallida integración de TSB en la plataforma electrónica de Sabadell, propietario de la entidad británica, que dejó a los clientes sin acceso a sus cuentas en internet durante semanas.

    El banco, que fue comprado por el español Sabadell en 2015, tuvo que contratar a más de 2.100 empleados para tratar de resolver los problemas informáticos, lo que hizo que sus costes se dispararan. El año pasado registró una pérdida de 240 millones de euros.

“TSB está claramente sobredimensionado y es una entidad ineficiente en este momento, por lo que las medidas de reducción de costes serán parte de la nueva estrategia del banco”, dijo la fuente.

El presidente ejecutivo de Sabadell, Josep Oliú, dijo recientemente que TSB consideraría varias iniciativas para la reducción de costes, sin dar detalles.

La fuente dijo que una pequeña reducción de las 550 sucursales de TSB en Reino Unido podría ir acompañada de medidas para reducir plantilla o reubicar empleados de sus centros corporativos a las oficinas centrales, dijo la fuente, que agregó que el plan no se completará hasta el tercer trimestre.

“Las medidas en estudio van desde jubilaciones anticipadas y bajas voluntarias hasta la transferencia de personal a nuevos puestos en el departamento de ventas”.

Tanto TSB como Banco Sabadell prefirieron no hacer comentarios sobre iniciativas específicas.

    A diferencia de sus principales competidores en Reino Unido, TSB ha tardado en reducir su red de sucursales desde que en 2014 se separara de Lloyds Banking Group, el mayor banco del país, para apaciguar a los reguladores.

Ha cerrado alrededor de 80 oficinas desde entonces, quedándose con 550 sucursales. En contraste, Clydesdale and Yorkshire Banking Group, un competidor de tamaño similar, tenía 159 sucursales para el mismo nivel de depósitos de clientes antes de la adquisición de Virgin Money el otoño pasado.

Sabadell compró TSB en marzo de 2015 por 1.700 millones de libras esterlinas para entrar en la banca para empresas en Reino Unido y desafiar a los bancos minoristas que operan en el país al introducir una gama de servicios digitales.

Sin embargo, desde la adquisición, las perspectivas bancarias en el país se han visto amenazadas por la incertidumbre económica vinculada al Brexit y un entorno de bajos tipos de interés, lo que dificulta superar rápidamente los problemas derivados de la crisis informática.

    TSB dice que ha gastado más de 330 millones de libras como resultado de dicha crisis, elevando la relación de los costes con los ingresos (también conocida como ratio de eficiencia, cuanto más baja mejor) al 93 por ciento, frente al 76 por ciento del año anterior.

Una fuente familiarizada con los planes dijo que Crosbie tiene objetivos ambiciosos para acercar la ratio de costes sobre ingresos a un porcentaje ligeramente por encima del 50 por ciento, en dos o tres años, junto con un plan de expansión en el segmento de prestámos para pequeñas y medianas empresas.

    NO ES EL MOMENTO DE VENDER TSB, ¿QUIZÁ UNA FUSIÓN?

Los problemas de TSB contribuyeron a que las acciones de Sabadell cayeran un 40 por ciento el año pasado e impactaron de forma negativa en su coeficiente de solvencia básico Tier 1 en términos “fully loaded”, el más exigente del sector, hasta dejarlo en el 11,1 por ciento, frente 12,8 por ciento de finales de 2017.

    El descenso provocó especulaciones de que podría vender al banco británico, aunque banqueros de inversión consultados dicen que es poco probable que lo haga hasta que el negocio se haya recuperado.

Sabadell ha dicho que no tiene previsto vender TSB y que incluso podría expandirse aún más en Reino Unido.

Los banqueros de inversión creen que hipotéticos planes de venta de sus negocios no estratégicos, como el “leasing” de automóviles, la división de gestión de patrimonio o los activos inmobiliarios, podrían no ser suficientes para abordar las preocupaciones sobre su capital y dicen que lo que de verdad lo cambiaría todo sería negociar una fusión en España.

“Le permitiría al banco ganar volumen, generar sinergias y reducir costes a mayor escala”, dijo un banquero de inversiones.

    Sabadell ha dicho que tiene suficientes palancas orgánicas para mejorar su solvencia por sus propios medios.

información adicional de Lawrence White e Iain Withers in London; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below