March 20, 2019 / 7:51 AM / 3 months ago

UE y Canadá añaden más presión a Boeing tras los accidentes

ADÍS ABEBA/PARÍS (Reuters) - Europa y Canadá dijeron que buscarían sus propias garantías sobre la seguridad del Boeing 737 MAX, complicando aún más los planes para tener de vuelta en el aire a los aviones a nivel mundial después de que suspendieran sus vuelos tras dos accidentes que dejaron más de 300 muertos.

IMAGEN DE ARCHIVO. AvIones de United Airlines, incluido un Boeing 737 MAX 9, en el aeropuerto George Bush Intercontinental de Houston. 18 de marzo 2019. REUTERS/Loren Elliott

Mientras la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) analiza los planes de Boeing para un arreglo de software generado por el primer accidente hace cinco meses, la agencia de seguridad de aviación de la Unión Europea, EASA, prometió su propia mirada profunda sobre cualquier mejoría de diseño.

“No permitiremos que los aviones vuelen si no encontramos respuestas aceptables a todas nuestras inquietudes”, dijo el director ejecutivo de EASA, Patrick Ky, a una audiencia de una comisión parlamentaria de la UE. “Esta es una garantía personal que hago frente a ustedes”, agregó.

Canadá, en tanto, afirmó que certificaría en el futuro de manera independiente el 737 MAX en vez de aceptar la validación de la FAA. También dijo que enviaría un equipo para ayudar a las autoridades estadounidenses a evaluar propuestos cambios en el diseño y decidir si se necesitaban otras mejoras.

Boeing, cuyas acciones subían un 0,4 por ciento cerca de mínimos de la sesión en Nueva York, declinó realizar comentarios.

La inusual intervención pública de dos importantes reguladores llega en momentos en que una investigación sobre los minutos finales del vuelo 302 de Ethiopian Airlines se centra hacia los secretos contenidos en la grabadora de voz de la cabina.

Las voces del capitán Yared Getachew y del primer oficial Ahmednur Mohammed podrían revelar qué provocó el accidente del 10 de marzo del Boeing 737 MAX, cuya similitud con otro desastre que implicó al mismo modelo en Indonesia en octubre ha provocado una gran preocupación a nivel mundial.

En los dos desastres perdieron la vida 346 personas, pero hasta el momento no hay evidencia concluyente que muestren que están ligados.

Los datos de las cajas negras fueron descargados en Francia, pero solo los expertos etíopes que lideran la pesquisa han escuchado el diálogo entre Getachew, de 29 años, y Mohammed, de 25. Los datos regresaron a Adís Abeba el martes, dijeron a Reuters fuentes cercanas a la investigación.

Los expertos creen que el nuevo sistema automatizado de los aviones MAX de Boeing BA.N -cuyo cometido es estabilizar al aparato haciendo bajar el morro si detecta un ángulo de ataque demasiado pronunciado- podría haber desempeñado un papel en ambos siniestros, impidiendo que los pilotos pudieran retomar el control de las naves mientras se precipitaban.

Ambas tragedias ocurrieron minutos después del despegue, tras erráticos patrones de vuelo y una pérdida de control reportada por los pilotos. No obstante, cada accidente es una cadena única de factores humanos y técnicos, dijeron expertos.

El prestigio de Ethiopian Airlines, una de las firmas aeronáuticas más exitosas de África, y de Boeing, el mayor fabricante mundial de aviones y un gran exportador estadounidense, está en juego en la investigación.

Información de Maggie Fick y Jason Neely en Adís Abeba, Tim Hepher en París, David Ljunggren en Ottawa, Jamie Freed en Singapur, Alastair Macdonald en Bruselas, Savio D'Souza en Bengaluru, Escrito por Andrew Cawthorne, Editado en Español por Carlos Serrano y Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below