March 9, 2019 / 11:00 AM / 4 months ago

La sanidad estadounidense apuesta por la diálisis domiciliaria para reducir gastos

(Reuters) - La administración de Trump está trabajando en nuevas fórmulas para tratar la enfermedad renal que fomentan la atención domiciliaria, más barata, y los trasplantes, lo que podría propiciar un gran cambio en un servicio que se ofrece en miles de clínicas en todo el país.

FOTO DE ARCHIVO: Clínica de diálisis de DaVita en Denver el 16 de febrero de 2016. REUTERS / Rick Wilking / Foto de archivo

El objetivo es reducir los 114.000 millones que paga el Estado del país cada año para tratar la enfermedad renal crónica y la enfermedad renal en etapa terminal, que supone una de las grandes partidas de gasto sanitario.

La agencia Centros para Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) de EEUU, que ofrece los servicios sanitarios de Medicare a más de 55 millones de estadounidenses, está estudiando una estructura en fase de pruebas que mejoraría la atención en las primeras etapas de la enfermedad renal, aumentaría el acceso a los trasplantes de riñón y alentaría la diálisis domiciliaria en lugar del tratamiento clínico, dijo a Reuters en una entrevista la directora de CMS, Seema Verma.

“Por la forma en que se ha creado gran parte del programa, se dan muchos incentivos perversos para mantener a las personas en un entorno institucional”, dijo Verma, quien señaló por primera vez en un discurso este año que CMS quería reducir los costes y mejorar la calidad de vida para pacientes con enfermedad renal a través de un nuevo mecanismo de pago.De hecho, los consultores dicen que la diálisis domiciliaria ha tardado en despegar porque los médicos prefieren enviar a los pacientes a las clínicas.

Los cambios representan un riesgo para DaVita Inc y Fresenius Medical Care AG, que cuentan con más de 5.000 clínicas de diálisis en EEUU y controlan alrededor del 70 por ciento del mercado. También podrían proporcionar una apertura a nuevos competidores, como CVS Health Corp, que ofrece diálisis en el hogar a un coste menor, y a nuevas empresas Cricket Health y Somatus, que se centran en la intervención temprana para reducir la progresión hacia la insuficiencia renal.

“Tenemos que estar abiertos a las propuestas de CMS, que quiere examinar las diferentes formas de pagarnos y analizar cómo podemos tratar de crear más oportunidades para que estos pacientes reciban un mejor servicio”, dijo a analistas el presidente ejecutivo de Fresenius Medical Care, Rice Powell.

La compañía se está expandiendo en diálisis en el hogar con la compra de NxStage, un fabricante estadounidense de máquinas de diálisis para uso doméstico, por 2.000 millones de dólares. Fresenius Medical Care dijo que planea convertir algunas clínicas de diálisis en “unidades de atención de transición” para formar a las personas en la diálisis domiciliaria. El objetivo es aumentar el porcentaje de usuarios que optan por la diálisis en casa del 12 por ciento actual a más del 15 por ciento para 2022.

DaVita lanzó recientemente una nueva tecnología, que incluye supervisión remota y servicio de telesalud, para mejorar la experiencia del paciente en casa y fomentar la diálisis domiciliaria, dijo una portavoz de la compañía.

LA ENFERMEDAD RENAL, AL ALZA

De acuerdo con el Sistema de Datos Renales de EEUU, casi el 15 por ciento de la población adulta de EEUU padecía una enfermedad renal crónica en 2018, en un contexto de incremento de las tasas de diabetes e hipertensión.

Se estima que en 2016 más de 720.000 personas habían llegado a la insuficiencia renal. Se prevé que la cifra suba a 1,26 millones de personas en 2030.

Sin un trasplante, los pacientes con enfermedad renal en etapa terminal requieren diálisis para limpiar su sangre de los desechos del cuerpo, lo que implica pasar de tres a cinco horas conectados a una máquina tres veces a la semana.

La diálisis en casa no solo es más barata, ya que no requiere asistencia de enfermería una vez que el paciente esté debidamente preparado, sino que se puede realizar por la noche, lo que permite a las personas mantener un horario de trabajo normal.

DaVita y Fresenius Medical Care ofrecen dos formas de diálisis en el hogar: la hemodiálisis, que requiere una máquina y un filtro especial como en las clínicas, y la diálisis peritoneal, que se realiza a través del abdomen para filtrar los desechos de la sangre.

CMS está considerando los beneficios de la diálisis peritoneal, que se usa en tasas más elevadas fuera de Estados Unidos. Las máquinas de diálisis peritoneal tienen aproximadamente el tamaño de una impresora de escritorio, un tamaño más pequeño que el de las máquinas de hemodiálisis domésticas.

DaVita cree que la diálisis en el hogar podría eventualmente representar hasta el 25 por ciento del total si los médicos reciben formación sobre sus méritos. La empresa ya tiene previsto construir menos clínicas.

Mientras tanto, la cadena de farmacias de Estados Unidos CVS se está preparando para entrar en el negocio de diálisis y tiene más puntos minoristas que las clínicas de Fresenius Medical Care y DaVita juntas, así como amplios fondos.

CVS dijo en abril pasado que sus planes de atención renal incluyen un programa para identificar la enfermedad a tiempo y retrasar la necesidad de diálisis. También buscará la aprobación regulatoria para su propio dispositivo de diálisis en el hogar.El presidente ejecutivo de CVS, Larry Merlo, dijo en una entrevista, que quiere una solución de atención domiciliaria “que será más ventajosa para los pacientes y creemos que tiene un coste menor que las terapias que existen hoy en día”.

Medicare paga la diálisis domiciliaria, pero la adopción ha sido lenta. Solo alrededor del 8 por ciento de los pacientes con enfermedad renal terminal se sometieron a diálisis en casa en 2016.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EEUU, del que depende CMS, también está buscando aumentar el número de trasplantes de riñón a través de propuestas que podrían agilizar el acceso a los órganos. Más de 20.000 personas recibieron trasplantes de riñón en Estados Unidos en 2018, frente a las más de 100.000 personas en la lista de espera.

CMS también ha elaborado unas nuevas normas que a partir del próximo año ofrecerán incentivos financieros para nuevos medicamentos que traten la insuficiencia renal.

Información de Caroline Copley en Berlín y Caroline Humer en Nueva York; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below