February 9, 2019 / 11:32 AM / 5 months ago

China y EEUU retomarán negociaciones comerciales la semana que viene, foco en propiedad intelectual

WASHINGTON (Reuters) - Los negociadores de Estados Unidos se están preparando para presionar a China la próxima semana sobre la antigua petición de que reforme las reglas de la propiedad intelectual de las compañías estadounidenses para sellar un acuerdo comercial que podría evitar que los aranceles suban en las importaciones chinas.

En la imagen, representantes de los gobiernos de Estados Unidos y China durante las negociaciones comerciales llevadas a cabo el 30 de enero en la Casa Blanca, Washington. REUTERS/Leah Millis -

Una nueva ronda de negociaciones comerciales comienza en Beijing el lunes, después de que el último intento concluyese en Washington la semana pasada sin un acuerdo y con el principal negociador de Estados Unidos declarando que se necesita mucho más trabajo por hacer.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo el viernes que los preparativos estaban en marcha y que las conversaciones continuarían centrándose en presionar a Beijing para que realice reformas estructurales.

La Casa Blanca anunció un plazo para las conversaciones de Beijing en un comunicado. Dijo que los funcionarios de nivel inferior iniciarán las reuniones el lunes, encabezados en el lado estadounidense por el Representante de Comercio de EE. UU., Jeffrey Gerrish.

Las conversaciones de mayor nivel se llevarán a cabo el jueves y viernes con el Representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Lighthizer, nombrado por Trump para encabezar el proceso tras acordar una tregua de 90 días en la guerra comercial con Beijing, ha sido un firme defensor de presionar a China para que haga esas reformas y ponga fin a lo que Estados Unidos considera prácticas comerciales desleales, incluido el robo de propiedad intelectual y obligando a las empresas estadounidenses a compartir su tecnología con empresas chinas.

China ha negado llevar a cabo tales prácticas.

“Estados Unidos es un gran productor de tecnología, innovación, conocimiento y secretos comerciales. Y tenemos que operar en un entorno donde esas cosas estén protegidas”, dijo la semana pasada Lighthizer después de las conversaciones en la Casa Blanca.

“De ninguna manera estoy prediciendo el éxito (de las negociaciones); hay mucho trabajo por hacer”, dijo.

Las dos partes están tratando de llegar a un acuerdo antes de la fecha límite del 1 de marzo, cuando está previsto que los aranceles estadounidenses sobre las importaciones chinas por un valor de 200.000 millones de dólares aumenten a un 25 por ciento desde un 10 por ciento.

El embajador de China en Estados Unidos, Cui Tiankai, dijo el viernes en Michigan que una mentalidad de “juego de suma cero” era destructiva para los lazos entre China y Estados Unidos, informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

Las compañías chinas y estadounidenses deberían competir y cooperar entre sí, dijo Cui.

“La verdadera historia en los negocios no es el blanco y negro”, dijo.

Trump dijo el jueves que no planeaba reunirse con el presidente chino, Xi Jinping, antes de esa fecha límite, lo que frenó las esperanzas de que se pudiera alcanzar un pacto comercial rápidamente.

“Estamos escuchando que se está reduciendo la lista de problemas en los que finalmente tendrán que tomar decisiones los dos presidentes, por lo que es una indicación de que se están abordando las cosas. Pero también estamos escuchando que hay mucho trabajo por hacer”, dijo Erin Ennis, vicepresidenta principal del Consejo Empresarial China-Estados Unidos, tras asegurar haber hablado con funcionarios tanto en Estados Unidos como en China.

“No creo que ninguna de las partes esté esperando un borrador la próxima semana”.

Otra fuente que había sido informada sobre las conversaciones dijo que también era necesario hacer mucho trabajo sobre un mecanismo de cumplimiento para un posible acuerdo.

“Si hay algún indicio de que están progresando en los subsidios, la transferencia forzosa de tecnología y la generalidad de los problemas, un mecanismo de cumplimiento, sería interesante. La noticia que surgió de esta última ronda fue que había un progreso muy limitado y mísero sobre esas cuestiones”, dijo la fuente.

Las crecientes tensiones entre los Estados Unidos y China han costado a ambos países miles de millones de dólares y alborotaron los mercados financieros mundiales.

Si las negociaciones no avanzan lo suficiente, los funcionarios estadounidenses dijeron que el aumento de las tarifas entrará en vigor. Washington podría acordar extender el plazo sin un acuerdo si las conversaciones avanzan. Trump dijo la semana pasada que no creía que fuera necesario extender el plazo, aunque admitió que para entonces el acuerdo podría no estar todavía sobre el papel.

Reporting by Jeff Mason; additional reporting by Chris Prentice and David Lawder in Washington and Ben Blanchard in Beijing; editing by David Gregorio and Sonya Hepinstall

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below