February 8, 2019 / 2:51 PM / in 9 months

La próxima cruzada de Falciani, el filtrador de HSBC: una criptomoneda limpia

MADRID (Reuters) - Uno de los delatores financieros más buscados, el francés Hervé Falciani, ha elegido nuevas armas poco habituales para luchar contra el blanqueo de dinero y el fraude, una criptomoneda y la tecnología blockchain en la que se basa.

En la imagen, el exempleado del HSBC Herve Falciani posa para una entrevista con Reuters en Madrid, el 5 de febrero de 2019. Picture taken February 5, 2019. REUTERS/Juan Medina

Este antiguo ingeniero de sistemas de HSBC logró con sus filtraciones activar varias investigaciones por evasión fiscal en todo el mundo, y ahora vive auto-exiliado en España trabajando con un grupo de académicos, sobre todo matemáticos, y expertos en fintech para lanzar una criptomoneda que los reguladores puedan utilizar.

Su idea es lanzar una divisa electrónica ‘ética’, denominada Tabu, que sea trazable gracias a un certificado que muestre su origen ‘limpio’. Los defraudadores y los que mantienen negocios en negro suelen usar estas monedas para ocultar el origen ilícito del dinero.

    “Lo que sucede con cualquier innovación o cualquier tecnología es que puede ser usada en un mal sentido o de forma positiva causando un beneficio social”, asegura Falciani a Reuters en una entrevista realizada en un lugar neutral en Madrid.

Falciani explica que blockchain - la tecnología usada para verificar las transacciones con criptomonedas y compartirla en red - puede añadir transparencia a cualquier intercambio electrónico, ayudando a luchar contra el fraude.

El proyecto está siendo desarrollado por una plataforma sin ánimo de lucro denominada Tactical Whistleblowers que este monegasco ha fundado en España. El grupo incluye a varios académicos de la Universidad Politécnica de Valencia, al este de España.

El año pasado, cuando se cumplía casi una década del robo de la conocida como ‘Lista Falciani’, un alto tribunal español rechazó por segunda vez extraditar al informático a Suiza, lo que él mismo reconoce ayudó a la difusión y generar interés en Tabu.

“Si no fuera por eso, no habríamos oído hablar del proyecto de criptomonedas en el que estaba metido”, dice Falciani que dice que vive gracias a sus trabajos como consultor.

Falciani tiene reservados cinco millones de ‘tokens’ (cada unidad de una criptomoneda), que valora en 2 millones de euros preparados para ser adquiridos por inversores pendientes de la aprobación del regulador bursátil español. Además, ha logrado una financiación de 1,3 millones de euros entre las star-ups colaboradores, pero el proyecto necesita aún otros dos millones de euros para completarse.

Falciani se está preparando para lanzar otra iniciativa que tiene como base la tecnología blockchain y que facilitará la comprobación de las facturas en los procesos de licitación en las administraciones públicas, un sector en el que se generan sobrecostes y esquemas fraudulentos en muchos países.

“Técnica y financieramente esto abre la puerta a mejorar los sistemas de licitación. En la contratación pública tenemos una enorme oportunidad de ahorrar dinero”, dice sobre su nuevo proyecto llamado Aletetheia, un término griego que significa revelar la verdad.

El sistema está inspirado en otras estructuras como SWIFT, el programa de reconciliación bancaria por el que las entidades financieras comprueban los datos en las transferencias.

“La información falsa es la base de cualquier fraude [...] del mismo modo que luchamos contra las noticias falsas podemos usar la misma tecnología aplicada a facturas falsas”, añade.

La comunidad autónoma de Aragón en España, va a ser una de las pioneras en el mundo en usar tecnología blockchain para su sistema de contratación pública. Aunque Falciani no ha estado involucrado en este proceso, muestra el interés por usar estos sistemas que la Comisión Europea también ha pedido promover.

Falciani cree que los bancos se beneficiarán también del uso del blockchain a la hora de simplificar la toma de decisiones, como la concesión de créditos. El informático reconoce que ha recibido ofertas del sector financiero pero que por ahora solo piensa trabajar como consultor ocasional.

No se arrepiente de lo que ha sucedido en estos años, ni siquiera del tiempo que pasó en la cárcel esperando la extradición, una experiencia que cree que le abrió nuevas perspectivas.

“La cárcel se supone que es una pesadilla para cualquiera, pero para mí era un medio para un fin [...] Incluso allí, tuve la oportunidad de aprender cosas”, asegura.

Información de Belén Carreño, Información adicional de Alba Calejero

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below