January 21, 2019 / 7:31 AM / a year ago

El sueño de Kim para mover Corea del Norte con carbón puede resultar irrealizable

SEÚL (Reuters) - Cuando el líder norcoreano Kim Jong Un utilizó su discurso de Año Nuevo para destacar el carbón como un “frente primario” en el desarrollo de la economía, estaba defendiendo lo que los analistas consideran un recurso defectuoso pero clave del que depende cada vez más su país.

FOTO DE ARCHIVO: un hombre norcoreano sentado junto a una pila de carbón en la orilla del río Yalu en la ciudad norcoreana de Sinuiju, el 16 de diciembre de 2006. REUTERS / Adam Dean / File Photo

El carbón ha sido durante mucho tiempo un recurso importante para Corea del Norte, y el llamamiento de Kim a la autosuficiencia frente a la presión internacional es un tema recurrente.

Pero ante el aumento de las sanciones internacionales durante el año pasado, el carbón ha pasado a ser uno de los pocos recursos locales a los que Kim puede recurrir mientras intenta cumplir las promesas de mejorar la vida en un país famoso por su limitada electricidad, según analistas y desertores.

El año pasado, Kim declaró que su arsenal nuclear estaba “completo” y prometió centrarse en el desarrollo de la economía.

Los analistas con sede en Corea del Sur y los desertores norcoreanos afirman que con las sanciones que aún bloquean la mayoría de las exportaciones de carbón, el Norte ha utilizado una mayor parte de sus reservas en satisfacer las necesidades energéticas internas del país.

“Mis conocidos en la provincia de North Hamgyong me dijeron... que obtuvieron energía durante 14-15 horas al día en 2018, en comparación con 8-10 horas en 2017”, dijo Kim Young Hui, desertora que ahora trabaja como economista en el Banco de Desarrollo de Corea del Sur.

El aumento “muy notable” en la electricidad en 2018 en comparación con el año anterior ha aumentado la disponibilidad de energía para muchas casas y ha impulsado las actividad de fábricas y trenes, dijo Kang Mi-jin, una desertora que ahora escribe sobre Corea del Norte para el sitio web Daily NK y habla con fuentes dentro del Norte.

“Como dijo Kim Jong Un en el discurso de Año Nuevo, Corea del Norte se centrará en la economía doméstica”, dijo. “En lugar de encontrar otra ruta para vender carbón, seguirán usándolo en el país”.

Pero los analistas dijeron que el envejecimiento de la tecnología limita las contribuciones a la economía en general.

“Centrarse en el carbón y la electricidad es una forma de sobrevivir, y Kim Jong Un se esfuerza por hacer que el país sea un poco más autosuficiente, pero (el carbón) no es suficiente para dar un giro a toda la economía, mientras las exportaciones estén limitadas”, dijo Kim Young Hui.

LUCES ENCENDIDAS

En el discurso de Año Nuevo, Kim Jong Un pidió que la industria del carbón se centre en ayudar a las centrales eléctricas para “normalizar la generación de electricidad sin interrupción”.

Señaló que la producción en la central de carbón más grande del país, en Pukchang, había aumentado “notablemente” y pidió un mayor progreso en un “plan de gran alcance” para desarrollar la energía de las mareas, el viento y la energía atómica.

Políticamente y económicamente aislados y reprimidos bajo el régimen autoritario de Kim, los norcoreanos sufren desde hace años la escasez de electricidad.

En los últimos años, la falta de una fuente de alimentación fiable ha llevado a muchos norcoreanos a instalar paneles solares domésticos baratos para cargar teléfonos móviles e iluminar sus hogares.

Durante una visita de la prensa a Pyongyang en septiembre, múltiples fuentes norcoreanas dijeron a Reuters que algunos de los grandes proyectos de construcción de Kim podrían ser utilizables si hay más electricidad disponible.

En algunos edificios de apartamentos de gran altura recientemente construidos, por ejemplo, los futuros residentes temen tener que subir decenas de tramos de escaleras durante los cortes de energía.

La electricidad en Corea del Norte es una prioridad para las fábricas o áreas de importancia política, pero los ciudadanos con dinero o conexiones a menudo pueden aprovechar las líneas eléctricas ilegalmente.

Una fuente que habla regularmente con residentes de Pyongyang dijo a Reuters que hacer un pedido anticipado de carbón para calderas ya no era necesario porque se había vuelto más abundante.

“La gente tenía que reservar carbón con antelación, aproximadamente dos meses antes de que funcionen las calderas cuando llega el frío. Pero gracias a la reducción de las exportaciones de carbón, no es difícil comprarlo desde el año pasado. Las sanciones han sido más duras, pero los norcoreanos pueden comprar carbón cuando quieran si tienen dinero “, dijo la fuente.

EXPORTACIONES MENGUANTES

Corea del Norte genera casi el 50 por ciento de su electricidad a partir de siete centrales eléctricas de carbón y una central de petróleo, y el resto de instalaciones hidroeléctricas. Muchas de sus plantas de carbón fueron construidas por la antigua Unión Soviética y China, según datos de Corea del Sur.

Desde 2015, Corea del Norte ha estado trabajando para adaptar al carbón la planta de energía petrolera, según la institución con sede en Estados Unidos 38 North. En el último año, el país agregó generadores al mayor complejo de energía de carbón y construyó una nueva planta hidroeléctrica.

Un acuerdo en 1994 para que un consorcio internacional proporcionara dos reactores de agua ligera a Corea del Norte a cambio de que pusiera fin a algunas de sus operaciones relacionadas con armas fracasó. Desde entonces, el país ha estado trabajando en un reactor experimental de agua ligera.

Las exportaciones de carbón a China cayeron a 4,83 millones de toneladas en 2017, desde los más de 20 millones de toneladas en 2016, según datos chinos. China dice que no importó carbón norcoreano de enero a marzo de 2018.

La producción de carbón de Corea del Norte aumentó de 2013 a 2016, pero cayó un 30 por ciento, a 21,66 millones de toneladas, de 2016 a 2017, según datos del Gobierno de Corea del Sur.

Es difícil obtener datos fiables sobre las reservas de Corea del Norte, pero un informe de BP de 2015 informó de que Corea del Norte tiene 600 millones de toneladas de carbón como reservas probadas, mientras que Corea del Sur dice que el Norte tiene 20,5 mil millones de toneladas en reserva.

Se sabe que Corea del Norte tiene 4.500 millones de toneladas de antracita, un carbón de mayor calidad, y el resto es lignito, que es principalmente adecuado para plantas de energía. El Norte exporta principalmente antracita, según datos del Gobierno surcoreano.

Corea del Norte ha intentado sin éxito eludir las sanciones mediante el contrabando de carbón hacia China y Corea del Sur, dicen organismos de vigilancia.

“El contrabando de carbón a China no es fácil en estos días, ya que incluso los sobornos para los comerciantes chinos se han vuelto más caros”, dijo Choi Kyung-soo, director del Instituto de Recursos de Corea del Norte.

información adicional de Wonil Lee, Joyce Lee en SEÚL, y Henning Gloystein en SINGAPUR. Escrito por Josh Smith; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below