November 14, 2018 / 11:38 AM / a month ago

Los trabajadores griegos del sector público van a la huelga para recuperar poder adquisitivo

ATENAS (Reuters) - El sindicato más grande de Grecia en el sector público organizó un paro de 24 horas el miércoles, exigiendo aumentos de salarios y pensiones a un Gobierno que aún está obligado a mantener los gastos bajo control de sus acreedores internacionales.

En la imagen de archivo, la sede del Banco Nacional de Grecia. REUTERS/Michalis Karagiannis

La huelga convocada por el sindicato ADEDY es el primera paro importante desde que Grecia salió de su programa de rescate en agosto.

Grecia aún tiene límites en lo que puede gastar, ya que necesita alcanzar un superávit presupuestario primario, que excluye los intereses de la deuda, del 3,5 por ciento de su producción anual a mediano plazo bajo un programa de supervisión posterior al rescate.

El sindicato ADEDY, que representa cerca de medio millón de trabajadores del sector público, quiere que el Gobierno de izquierda de Syriza retire los recortes a los salarios y las pensiones y los aumentos de impuestos que formaron parte de tres programas de rescate desde 2010.

“Exigimos que se cancele la congelación salarial, un aumento del 2-3 por ciento (en salarios) para terminar con 10 años de recortes y para que se restauren las 13 y 14”, dijo el presidente de ADEDY, Ioannis Paidas, en referencia a las pagas extraordinarias eliminadas por el Gobierno socialista en 2010.

“Como (el primer ministro Alexis) Tsipras dice que el país está volviendo a la normalidad, queremos aumentos salariales decentes”.

Los trabajadores del sector público han experimentado una reducción en su remuneración de hasta un 40 por ciento en términos acumulados desde que Grecia buscó por primera vez un salvavidas financiero de la Unión Europea y el FMI en 2010.

Desde principios de 2010 hasta mediados de 2018, Grecia recibió préstamos de más de 260.000 millones de euros de sus socios de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional.

Los trabajadores realizaron una marcha de protesta en el centro de Atenas el miércoles por la mañana, pero la participación fue baja. La asistencia y la frecuencia de las manifestaciones ha disminuido progresivamente a lo largo de los años.

La economía se contrajo cerca de una cuarta parte durante los ocho años de crisis. Ahora ha vuelto al crecimiento y la tasa de desempleo ha bajado al 18 por ciento desde un máximo histórico de casi el 28 por ciento en 2013, pero sigue siendo la más alta de la zona euro.

El Gobierno, que firmó un nuevo rescate en 2015 a pesar de las promesas previas a las elecciones de que acabaría con la austeridad, se comprometió a proteger a los trabajadores y jubilados de cualquier recorte adicional, pero sin descarrilar la senda de reducción de déficit del país.

Información de Michele Kambas y Lefteris Papadimas; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below