October 19, 2018 / 5:03 PM / in 2 months

La UE firma un acuerdo comercial con Singapur y pide más apertura a China

BRUSELAS (Reuters) - La Unión Europea firmó un acuerdo de libre comercio con Singapur en una cumbre con líderes asiáticos el viernes y presionó a China para que permita una mayor inversión extranjera en su economía, pero se encontró con la usual resistencia de Pekín en lo referente a subsidios estatales.

En la imagen, la canciller alemana, Angela Merkel, llega a una cumbre de líderes en Bruselas, el 19 de octubre de 2018. REUTERS/Toby Melville

En un encuentro bienal entre Europa y Asia que reúne a líderes que representan el 65 por ciento de la producción económica mundial, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y la Comisión Europea sostuvieron reuniones privadas con el primer ministro chino Li Keqiang, esperanzados en un mayor acceso de las empresas de la UE al mercado del gigante asiático.

Cuando se le preguntó sobre las prácticas comerciales chinas, el canciller de Austria, Sebastian Kurz, dijo a periodistas después de la cumbre que Europa esperaba que se respetaran las reglas y que quería reformas de la Organización Mundial de Comercio.

“Cuando encontramos proteccionismo, lo rechazamos. El libre comercio siempre debe ser justo, equitativo y basado en reglas. Eso va en ambas direcciones”, dijo.

Li dijo a la primera ministra Theresa May que “está ansioso por iniciar una era brillante” tras su reunión bilateral, de acuerdo a un comunicado del Gobierno británico.

En una señal del enorme papel de China, Li encabezó al grupo de líderes europeos y asiáticos a lo largo de la alfombra roja de la cumbre y se colocó en el centro para una foto, junto a la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

China promete desde hace años reducir las restricciones a la inversión extranjera, pero los gobiernos occidentales dicen que poco ha cambiado y muchos temen que Pekín se esté dirigiendo hacia un mayor control estatal con su presidente Xi Jinping.

El gigante asiático restringe la inversión extranjera más que la UE en todos los sectores, excepto los bienes raíces, según un informe de la consultora Rhodium Group.

China si pareció ganarse algo de simpatía por los aranceles que el Gobierno de Estados Unidos impuso a importaciones de productos valorados en miles de millones de dólares.

El primer ministro de Rusia, Dmitry Medvedev -quien visitó Bruselas por negocios oficiales por primera vez desde que su país anexó Crimea en 2014- dijo antes sus pares: “En esta mesa están los líderes de países que han experimentado las marcas de esas guerras comerciales. Y eso es, probablemente, lo más triste que está sucediendo ahora”.

El comunicado final de la cumbre omitió un llamado para poner fin a las distorsiones comerciales provocadas por gobiernos que los funcionarios de la UE habían esperado.

La cumbre terminó el viernes con la UE firmando un acuerdo con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, tras un proceso de ocho años. Las negociaciones finalizaron en 2014, pero a medida que crecían las protestas contra otros acuerdos comerciales, como el planeado con Estados Unidos, el pacto se envió al Tribunal de Justicia Europeo para su aprobación.

Información adicional de Daphne Psaledakis, Michel Rose, Noah Barkin y Vladimir Soldatkin; editado en español por Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below