October 11, 2018 / 6:14 AM / 6 days ago

El jefe del MEDE dice que no hay razón para pensar que Italia perderá acceso al mercado

NUSA DUA, Indonesia (Reuters) - No hay peligro inmediato de que Italia pierda el acceso al mercado o que sus calificaciones de deuda sean degradadas por debajo del grado de inversión porque la economía italiana tiene fortalezas subyacentes, dijo el jueves el responsable del fondo de rescate de la zona euro Klaus Regling.

En la imagen de archivo, el director general del Mecanismo Europeo de Estabilidad, Klaus Regling, en una rueda de prensa en el ministerio de Finanzas de Nicosia, Chipre, 2 de noviembre de 2017. REUTERS/Yiannis Kourtoglou

En una mesa redonda durante un evento en las reuniones del Fondo Monetario Internacional en Bali, Indonesia, Regling respondió a una pregunta sobre qué pasaría si Italia perdiera el acceso al mercado como lo hizo Grecia en 2010, lo que provocó la crisis de deuda soberana en Europa.

“No existe un peligro inmediato de que Italia pierda el acceso a los mercados, no hay peligro inmediato de que se reduzca su calificación por debajo del grado de inversión, todavía están dos niveles más arriba”, dijo Regling, que dirige el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

Regling destacó que durante la crisis de la deuda griega, Italia nunca perdió el acceso al mercado debido a las fortalezas subyacentes de su economía.

“A pesar de los altos niveles de deuda, el déficit fiscal nunca fue excesivamente alto, el superávit primario fue bastante grande, Italia tiene un superávit en cuenta corriente y el ahorro interno privado italiano es muy fuerte, y una gran parte de los bonos del Estado italiano están en manos de residentes “, dijo Regling.

El Gobierno populista de Italia generó preocupación en el mercado cuando anunció hace dos semanas un plan para elevar su déficit presupuestario al 2,4 por ciento del producto interior bruto en 2019 y mantenerlo en ese nivel en 2020 y 2021.

Esto significaría también un mayor déficit estructural, el saldo que excluye los efectos del ciclo económico, y una mayor deuda en un país que ya tiene una ratio de la deuda frente al PIB del 133 por ciento, la segunda más alta de Europa.

“No me gustan los anuncios sobre objetivos fiscales para los próximos tres años porque no están en línea con el marco fiscal europeo que fue adoptado por todos los gobiernos, incluido el Gobierno italiano en ese momento”, dijo Regling.

La presión de los inversores que venden deuda italiana y de otros países de la zona euro hizo que Roma redujera los objetivos de déficit para 2020 al 2,1 por ciento y al 1,8 por ciento en 2021, pero los responsables de la zona euro dijeron que no era suficiente, ya que la deuda italiana seguiría aumentando.

“Ya vimos que el Gobierno italiano hizo algunos ajustes durante las últimas semanas, así que espero que este no sea el final de la historia”, dijo Regling.

“Pero al mismo tiempo, no olvidemos que hay algunas fortalezas subyacentes, por lo que no hay razón para esperar de inmediato lo peor”, dijo Regling.

Los bonos de referencia a 10 años de aún se mantenían el jueves en máximos de 4 años y medio, en el 3,543 por ciento, aunque ligeramente por debajo de un máximo de 3,697 por ciento tocado el martes.

Información de Francesco Canepa y Jan Strupczewski; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below