September 19, 2018 / 12:26 PM / a month ago

May presiona a la UE con su Brexit para evitar una salida desordenada

SALZBURGO, Austria (Reuters) - La primera ministra Theresa May presionará el miércoles a los líderes de la UE para que respalden su propuesta de un “acuerdo equitativo” sobre los futuros lazos entre Reino Unido y el bloque, eliminen las demandas “inaceptables” y muestren la buena voluntad necesaria para evitar un Brexit desordenado.

En la imagen, la primera ministra Theresa May en una cumbre en Londres, el 19 de septiembre de 2018. Frank Augstein/Pool via Reuters

Antes del comienzo de una cumbre de dos días de la Unión Europea en la noche del miércoles, May no mostró ninguna señal de renunciar a su plan para el Brexit, rechazando las críticas internas y de Bruselas a sus propuestas para las futuras relaciones comerciales, que suponen el mayor cambio político para Reino Unido en casi 50 años.

May puede llegar a Austria con mayor optimismo después de que el negociador de la UE, Michel Barnier, señalara que estaba listo para hacer más para solucionar el problema de Irlanda del Norte, que tendrá la única frontera terrestre del Reino Unido con el bloque después del Brexit.

Pero una fuente del Gobierno británico dijo que Londres no podía aceptar que la provincia se separara del territorio aduanero del Reino Unido y los comentarios de Barnier fueron recibidos con hostilidad por parte de un pequeño partido de Irlanda del Norte del que May depende para su mayoría parlamentaria.

La cumbre comienza en Salzburgo con una cena de líderes que se ha convertido en una importante puesta en escena de una serie de reuniones cuidadosamente coreografiadas con la UE antes de que Reino Unido abandone el bloque en marzo.

A falta de poco más de seis meses, el tiempo apremia y ambas partes desean afianzar algún tipo de acuerdo antes de que acabe el año y alejar así el temor a una salida desordenada, lo que podría sumir a la economía en una desaceleración.

En un artículo publicado en el alemán Die Welt, May dijo que las dos partes estaban “cerca de lograr la salida ordenada, lo que supone una base esencial para construir una asociación cercana en el futuro”.

“Para llegar a una conclusión exitosa, al igual que el Reino Unido ha evolucionado en su posición, la UE tendrá que hacer lo mismo.

“Con buena voluntad y determinación en ambos lados podemos evitar una salida desordenada y encontrar nuevas formas de trabajar juntos”.

En la cena que se celebrará en el espectacular teatro Felsenreitschule, conocido por los cinéfilos por una escena en el musical “Sonrisas y lágrimas” (‘The Sound of Music’ en la versión original), May hará otro llamamiento en favor del plan de Chequers, llamado así por su residencia de campo, en la que se gestó un acuerdo con sus ministros a principios de este año.

Posteriormente, tendrá que salir de la sala de reuniones el jueves por la tarde, cuando los otros 27 líderes discutan sus propuestas para el Brexit.

Responsables de la UE dijeron que May podría reunirse después con Donald Tusk, el presidente de la cumbre, para ser informada sobre las conversaciones entre los socios europeos. Se espera que el proceso concluya con un acuerdo sobre una cumbre adicional en noviembre para cerrar cualquier acuerdo que se haya alcanzado.

EL PROBLEMA DE IRLANDA DEL NORTE

Aunque ambas partes han estado emitiendo mensajes positivos, todavía no hay acuerdo sobre uno de los mayores obstáculos: cómo mantener una frontera abierta entre el territorio británico de Irlanda del Norte e Irlanda, miembro de la UE.

“En cuanto al Brexit, es muy difícil. No tenemos nada sobre Irlanda”, dijo a Reuters Jean Asselborn, ministro de Asuntos Exteriores de Luxemburgo.

Los funcionarios de la UE no quieren arrinconar a May, conscientes de que se enfrenta una creciente oposición a sus planes tanto dentro como fuera del Partido Conservador, y necesita una victoria para persuadir a un Parlamento reacio a respaldar un acuerdo.

El Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte, en el que se apoya el gobierno minoritario de May en Westminster, criticó las ideas de Barnier sobre la gestión de las aduanas que cruzan la frontera irlandesa, diciendo que todavía significarían una frontera inaceptable entre la provincia y el resto del Reino Unido.

Por ahora, sin embargo, ambas partes desean mantener un estado de ánimo positivo.

Un responsable de la UE, que habló bajo condición de anonimato, dijo que el equipo de May había pedido a Bruselas, y a Barnier, que no dijeran que “Chequers ha muerto” y que el bloque destacaría los progresos al hablar sobre las futuras relaciones.

“Así que no lo haremos, Barnier va a tratar de meter partes -sobre seguridad y cooperación en asuntos internacionales- en la declaración sobre las relaciones post-Brexit. Así es como tratamos de ayudarla”, dijo la fuente de la UE.

información adicional de Alastair Macdonald, Francois Murphy Andreas Rinke, Joseph Nasr en Berlín; Escrito por Elizabeth Piper; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below