September 10, 2018 / 6:18 AM / 15 days ago

Una economía de EEUU más sólida podría justificar unos tipos de interés "restrictivos", según el presidente del Banco Reserva Federal Boston

BOSTON (Reuters) - Cuando el presidente del Banco de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, pasó de abogar por unos tipos de interés bajos a una política monetaria restrictiva, argumentó que era hora de avanzar hacia tipos “normales” incluso con un desempleo de un 5 por ciento y debilidad en el crecimiento y la inflación.

Foto de archivo: El presidente de la Reserva Federal de Boston, Eric S. Rosengren, habla en Nueva York, Estados Unidos, 17 de abril del 2013. REUTERS/Keith Bedford

Dos años más tarde, Rosengren se ha unido a sus compañeros para comenzar a sentar las bases para que esas alzas de tasas continúen más tiempo y hasta un nivel más alto que lo esperado a medida que se fortalece la perspectiva de la economía.

Los tipos de interés no solo deben volverse “restrictivas”, sino que la definición de eso también puede estar subiendo, dijo Rosengren en una entrevista con Reuters realizada el sábado luego de una conferencia económica en Boston.

“Hay una presión alcista sobre la inflación, y dado que ya estamos en el 2 por ciento, los mercados laborales ya están fortalecidos (...) esa va a ser una situación en la que comenzaríamos a tener una inflación por encima de nuestro objetivo”, dijo Rosengren. “Existe un argumento para normalizar la política y, probablemente, ser levemente restrictivos”, agregó.

La Reserva Federal mantiene un objetivo de inflación de un 2 por ciento, que solo ahora está alcanzando después de una década de lucha por alcanzarlo y mantenerlo estable.

Rosengren dijo que la Fed no necesita moverse más rápido que el ritmo gradual actual, que se ha traducido en aproximadamente una subida de tipos por trimestre, y la próxima se espera a fines de este mes.

Ese ritmo es un lujo que se ganó al comenzar temprano, sostuvo, evitando la necesidad de moverse más rápido y ponerse al día con una economía fortalecida.

Pero el terreno ha cambiado desde entonces. Entre un crecimiento en torno a un 3 por ciento, un empleo más o menos pleno, y el riesgo de que las tensiones comerciales globales podrían “integrar” aumentos más rápidos de precios, Rosengren dijo que “tenemos una muy buena idea de cómo será el camino si no tenemos una gran sorpresa”.

Eso apunta a dos aumentos más este año y tres en el 2019, lo que llevaría la tasa de interés de política de la Fed a poco más de un 3 por ciento para fines del 2019.

Reporte de Howard Schneider. Editado en español por Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below