May 20, 2018 / 8:05 AM / 2 months ago

Agricultores de todo el mundo bregan con la subida del combustible

NUEVA YORK/CHICAGO (Reuters) - Agricultores de todo el mundo están sintiendo la presión de que el coste del combustible se esté elevando a máximos de casi cuatro años justo en la temporada de siembra y cosecha, erosionando los ingresos agrícolas que ya se ha visto mermados por los precios de los cultivos.

Drew Malchoff, agricultor de algodón, cambiando un neumático en Wakita, Oklahoma, 11 de mayo de 2018. REUTERS/Nick Oxford

El sector agrícola desde Estados Unidos hasta Rusia, pasando por Brasil y Europa, está viendo sus beneficios mermados por la subida de los precios del diésel. El índice de referencia mundial del petróleo, el crudo de Brent, tocó el jueves los 80 dólares por barril por primera vez desde finales de 2014.

Junto con los problemas económicos locales, el aumento hace que sea aún más difícil para muchos agricultores en todo el mundo obtener ganancias en el sector agrícola estimado en 2,4 billones de dólares, ensombreciendo las inversiones futuras.

En Estados Unidos, el combustible representa alrededor del cinco por ciento de los costes totales de los agricultores y perjudica los márgenes en un momento en que los ingresos agrícolas ya son la mitad que en 2013. Las copiosas cosechas han rebajado los precios de alimentos básicos como el maíz, el trigo y la soja.

El diésel es esencial para las tareas de sembrar, cosechar y transportar los cultivos al mercado. En EEUU, los agricultores gastarán aproximadamente 15.250 millones de dólares en combustible y petróleo en 2018, un aumento del 8 por ciento con respecto a 2017, según mostraron datos del Departamento de Agricultura de EEUU.

El precio del diésel agrícola y para el transporte de cultivos no ha sido tan alto en mayo desde 2014. Los futuros del combustible de calefacción, el más asimilable al diésel agrícola, cotizaron a 2,29 dólares el galón el jueves.

Ron Heck, que cultiva soja en Perry, Iowa, dijo que sus costes de combustible podrían subir de 1.000 a 2.000 dólares durante la primavera del hemisferio norte.

“Sientes el dolor de inmediato”, dijo Heck.

En Rusia, los precios del combustible para los agricultores han aumentado en un 50 por ciento en comparación con hace un año, dijo a Reuters Arkady Zlochevsky, el jefe de la Unión de Granos de Rusia, un grupo no gubernamental de agricultores. Los agricultores necesitarán gastar más antes de la cosecha, que comienza en aproximadamente un mes en Rusia, dijo.

    ESTRÉS FINANCIERO

Las granjas de EEUU también tienen en cuenta las posibles pérdidas de ingresos debido a un impuesto del 25 por ciento que China anunció sobre las principales importaciones estadounidenses tras la decisión del gobierno de Estados Unidos de imponer aranceles sobre el acero y el aluminio.

“Estamos viendo un estrés financiero en la agricultura que probablemente no hemos visto en una década más o menos”, dijo Scott Brown, director de asociaciones estratégicas de la Facultad de Agricultura, Alimentos y Recursos Naturales de la Universidad de Missouri. “Si los precios del diésel continúan subiendo, continúan ejerciendo más presión sobre (los agricultores)”.

En Brasil, los agricultores también están tomando medidas para lidiar con mayores costes, ya que los precios del diésel han subido un 43 por ciento en el país desde julio de 2017. Eder Ferreira Bueno, un agricultor en el estado de Mato Grosso, dijo que el aumento de los costes de combustible no le dejaba otra opción que gastar menos para tratar el suelo”. Otros agricultores podrían contratar a menos trabajadores o retrasar los planes de inversión, agregó.

En la vecina Argentina, el principal exportador de harina y aceite de soja en todo el mundo, los agricultores tienen que lidiar con la depreciación de la moneda al mismo tiempo que aumentan los costes del combustible.

“Donde se siente más el impacto es en los costes de transporte. Ya estamos en desventaja en comparación con nuestros competidores en los costes de envío dentro de Argentina”, dijo David Hughes, agricultor en la provincia de Buenos Aires y presidente de la cámara argentina del sector del trigo Argentrigo.

En Europa, los productores franceses de semillas dicen que el aumento de los costes del petróleo puede tener un efecto en cadena sobre los fertilizantes y los productos de protección de cultivos.

“Llega en un momento en que las cosas ya son difíciles para los agricultores económicamente”, dijo Philippe Pinta, jefe del grupo de productores AGPB en París.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below