May 17, 2018 / 11:02 AM / 2 months ago

La apuesta china por EDP podría atraer ofertas competidoras

LONDRES (Reuters) - El grupo eléctrico más grande de Portugal aún podría atraer a un caballero blanco europeo. EDP ​​Energias de Portugal ha calificado de baja la oferta realizada China Three Gorges para comprar el 78 por ciento de la eléctrica que aún no posee. Aunque el grupo chino se encuentra en una posición sólida, la puerta de EDP sigue abierta.

REUTERS/Jose Manuel Ribeiro/Foto de archivo.

La oferta del grupo estatal chino CTG de 3,26 euros por acción supone apenas una prima del 5,6 por ciento sobre el precio de las acciones del grupo portugués el 10 de mayo. Valora EDP en casi 31.000 millones de euros, incluida la deuda y los intereses minoritarios, menos de 9 veces el EBITDA esperado para 2018. Esta cifra está por debajo del múltiplo de entre nueve y 11 veces de las últimas ofertas en empresas del sector energético en Europa.

CTG todavía puede darse el lujo de mantenerse en sus trece. Su participación del 23 por ciento en EDP se eleva al 28 por ciento cuando se incluye la participación del grupo de inversión estatal chino CNIC. Eso probablemente sería suficiente para bloquear una contraoferta.

Aún así, un acercamiento por parte del grupo español Gas Natural o de la francesa Engie tendría algo de lógica. Un postor que ofrezca una prima del 30 por ciento podría obtener un retorno de la inversión cercano al 5 por ciento, de acuerdo con los cálculos de Breakingviews basados ​​en el beneficio operativo de 2.000 millones de euros esperado por EDP para 2018 y una tasa impositiva del 20 por ciento. Las sinergias podrían llevar la rentabilidad más cerca del coste de capital de EDP, estimado en un 6,7 por ciento por Morningstar.

No obstante, los posibles interesados enfrentan algunos obstáculos. Engie, que es propiedad en un 24 por ciento del gobierno francés, tendría dificultades para ofrecer acciones. La italiana Enel o la española Iberdrola están bloqueados en una guerra de ofertas por el grupo brasileño Eletropaulo Metropolitana. Los alemanes E.ON y RWE están en pleno proceso de fusión de sus activos, la francesa EDF está luchando con el desmantelamiento nuclear y grupos británicos como Centrica enfrentan limitaciones de precios que minan las ganancias en su mercado doméstico.

Aún así, muchas de estas compañías aún pueden querer partes de EDP. Las empresas eléctricas europeas e incluso grupos petroleros como Shell se sentirían atraídos por el negocio de energía renovable del grupo portugués, que aporta el 40 por ciento del EBITDA del grupo.

Trocear la compañía podría tener incluso sentido para CTG. Los activos hidroeléctricos brasileños de EDP encajarían bien con los que posee el grupo chino en América del Sur. Por supuesto, eso presupondría que las aspiraciones de CTG son financieras más que por el deseo de usar EDP como un punto de apoyo para comprar activos energéticos europeos. Pero si ese es el juego, los rivales no deberían preocuparse.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below