April 5, 2018 / 9:02 AM / 3 months ago

Yellen se gana el sueldo tras la Fed en reuniones con la élite de Wall Street

NUEVA YORK/SAN FRANCISCO (Reuters) - Janet Yellen visitó Wall Street dos meses después de dimitir como presidenta de la Reserva Federal estadounidense, en un evento remunerado organizado por el banco de inversión Jefferies en el que habló sobre la economía y los tipos de interés e incluyó una cena con cuarenta personas.

Imagen de archivo de Janet Yellen, cuando todavía era presidenta de la Reserva Federal, durante una foto de familia con gobernadores del FMI en Washington, el 14 de octubre de 2017. REUTERS/Yuri Gripas

En una breve entrevista telefónica, Yellen, que estuvo al mando de la Fed durante un periodo de cuatro años hasta principios del pasado febrero, dijo que no reveló información confidencial en la reunión del lunes, organizada por el consejero delegado de Jefferies, Richard Handler.

Una fuente familiarizada con el evento dijo a Reuters que se trataba del primer compromiso de estas características de Yellen tras dejar la Fed.

“Hablé sobre la economía y las perspectivas generales sobre la política monetaria”, dijo Yellen a última hora del miércoles, añadiendo que le pagaron aunque no quiso especificar cuánto ni entrar en los detalles.

El programa incluyó una ronda de preguntas con más de cien clientes de Jefferies, durante la cual Yellen se mantuvo próxima al mensaje de su sucesor, Jerome Powell, de una subida gradual del precio del dinero, añadió la fuente.

Posteriormente, en una cena celebrada en el ático que el CEO de Jefferies tiene en Manhattan, Yellen dijo ante ejecutivos de fondos de alto riesgo, firmas de capital privado y otras empresas que consideraba que la inflación estaba controlada y que era improbable que subiera, así que los tipos permanecerían en niveles relativamente bajos, según una segunda persona familiarizada con la conversación.

Ganarse la vida tras años de servicio público es un camino bastante recorrido por parlamentarios y reguladores ante la demanda de los inversores por las aportaciones exclusivas que pudieran ofrecer estas personas.

En el caso de los ex jefes de la Fed, que en una noche pueden ganar el sueldo que cobraban en un año y que pueden expresar libremente sus puntos de vista siempre que no traten asuntos confidenciales, esas ideas tiene el potencial de mover los mercados.

Ben Bernanke, el predecesor de Yellen, esperó sólo un mes tras dejar la Fed en 2014 para cobrar unos 250.000 dólares por una charla privada en Abu Dabi. Luego participó en cenas privadas con inversores en Nueva York con emolumentos similares, en las que predijo que los tipos de interés seguirían siendo bajos durante un largo tiempo. El expresidente de la Fed, Alan Greenspan, tan solo esperó una semana antes de hablar en una cena privada en 2006 organizada por Lehman Brothers, el banco de inversión cuyo colapso dos años después hizo que la crisis financiera mundial entrase en barrena.

Bajo el mandato de Yellen, cuyo salario anual como presidenta era algo superior a los 200.000 dólares, la Fed pasó página a las políticas monetarias de la crisis, caracterizadas por unos tipos de interés cercanos a cero y la compra de bonos por billones de dólares.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below