March 18, 2018 / 3:07 PM / 8 months ago

Los bonistas rusos seguirán abrazando la deuda soberana pese a las sanciones

LONDRES (Reuters) - Es improbable que los inversores globales comiencen a evitar la deuda soberana de Rusia, aunque instituciones e individuos rusos se ven en riesgo de sufrir nuevas sanciones por el ataque por medio de un agente nervioso a un ex doble agente ruso y su hija en Reino Unido.

Dos personas pasan por delante de unos letreros electrónicos con cambios de divisa en Moscú, Rusia, 6 de agosto de 2015. REUTERS/Maxim Shemetov

Reino Unido ha culpado del ataque a Rusia y ha expulsado a 23 diplomáticos del país, una decisión que ha encontrado una respuesta idéntica por parte de Moscú, mientras Estados Unidos anunció más sanciones el jueves por intromisión electoral.

Pero los gestores de activos dijeron que era poco probable que Rusia fuera excluida de los mercados internacionales de capital.

“En el peor de los casos, podría producirse una espiral de sanciones del Reino Unido, EEUU y la UE, pero seguirá siendo un riesgo catastrófico extremo... y no sería mi escenario base”, dijo Sergey Dergachev, responsable de deuda corporativa de mercados emergentes en Union Investment, con sede en Alemania.

Los inversores piden rentabilidades a la deuda soberana de Rusia en dólares por encima de la de los bonos del Tesoro de EEUU, que han subido 13 puntos básicos esta semana a 175 puntos básicos.

Ese es el máximo de este año, pero aún está muy por debajo de los niveles de 2014, cuando Rusia anexionó Crimea y se impusieron sanciones a una serie de empresas y particulares rusos.

Rusia abrió el jueves los libros para un nuevo Eurobono a 11 años, probando el apetito del mercado.

LA OPCIÓN MÁS SEGURA

Muchos gestores de deuda emergente dicen que no pueden ignorar a Rusia, ya que corren el riesgo de obtener rentabilidades inferiores si no están expuestos.

Y tener inversiones en deuda soberana es considerado la opción más segura para los gestores que desean evitar el campo de minas que suponen las empresas rusas, donde las diferentes reglas en diferentes jurisdicciones pueden crear un quebradero de cabeza.

“[La deuda soberana rusa] será la última afectada por las sanciones si se intensifican mucho”, dijo Raphael Marechal, directivo de mercados emergentes en Nikko Asset Management.

La mayoría de los nombres sancionados actualmente no han acudido a los mercados internacionales en busca de capital desde 2014, pasando principalmente al mercado de bonos en rublos o a los bancos nacionales. Esto ha llevado a una prima de escasez para algunos de los sancionados, aunque algunos gestores señalan que el efecto en la valoración era insignificante.

Para muchos, Rusia sigue siendo una historia positiva, a pesar de las sanciones impuestas a grandes empresas estatales como Sberbank y VTB.

“Rusia ha demostrado que tiene una gran capacidad de resiliencia con respecto a las sanciones corporativas”, dijo Viktor Szabo, directivo de inversiones en Aberdeen Standard Investments.

Las sanciones no impidieron que S&P Global elevara a Rusia a grado de inversión en febrero, su segunda calificación de ese tipo, ampliando su acceso a los mercados de capitales ya que la deuda rusa ahora es elegible para su inclusión en referencias que siguen inversores que mueven billones de dólares en todo el mundo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below