4 de octubre de 2017 / 13:58 / hace 2 meses

Ericsson busca fusiones para sus negocios de menor margen

MADRID/LONDRES (Reuters) - Ericsson mantiene negociaciones para fusionar su filial española de servicios de fibra Abentel con otra empresa doméstica y fuentes familiarizadas con los planes del nuevo consejero delegado dicen que está buscando más acuerdos de este tipo para reducir los costes y regenerar los beneficios del fabricante sueco de equipos de telecomunicaciones.    

En la imagen, una vista general de la sede de Ericsson en Lund, Suecia, el 18 de septiembre de 2014. REUTERS/Stig-Ake Jonsson/TT News Agency/File Photo

Borje Ekholm, que asumió el cargo de CEO en enero, está bajo la presión del inversor activista Cevian para acelerar la reducción de costes después de tres trimestres consecutivos de Ericsson en rojo que han desangrado su cotización un 15 por ciento desde enero.

La empresa sueca está concentrándose en reducir su exposición a servicios de mantenimiento y despliegue de redes que requieren personal con remuneraciones relativamente elevadas.     

Abentel, que suministra servicios relacionados con fibra, fue adquirida por Ericsson hace apenas 15 meses, y el proveedor español de servicios de ingeniería tecnológica Dominion dijeron el miércoles que estaban en conversaciones preliminares de fusión.

Los servicios de despliegue y mantenimiento de redes son un negocio con bajo margen y que requieren de mano de obra intensiva. Son tradicionalmente subcontratados por operadores de telecomunicaciones a empresas como Ericsson, Nokia y Huawei. Ericsson está estudiando si vender o intentar mejorar la rentabilidad de estos negocios para ponerse al día con Nokia, que hizo un movimiento similar hace unos años.

“Ericsson necesita aumentar sus márgenes y la idea es fusionar Abentel y otras unidades de mantenimiento de la red con los actores regionales para desconsolidar la fuerza de trabajo y los costes derivados de estos negocios”, dijo una fuente familiarizada con los planes.

“Ericsson necesita subir sus márgenes y la idea es fusionar Abentel y otras filiales de mantenimiento de redes con actores regionales para desconsolidar plantilla y costes derivados de estos negocios”, dijo una fuente familiarizada con los planes.

Ericsson todavía tiene que convencer a los analistas de que puede cumplir con el objetivo de duplicar los márgenes de 2016 a partir de 2018.

La empresa sueca declinó el miércoles hacer comentarios al respecto.

Ericsson dijo durante la presentación de resultados del segundo trimestre que había identificado 42 contratos de servicio, a los que no puso nombre y con una facturación conjunta de 7.000 millones de coronas suecas ($861 millones) en 2016, de los que podría salir, renegociar o reestructurar.

Hasta la fecha, la compañía ha reestructurado nueve de estos contratos, lo que supondrá una mejoría anualizada para el beneficio de unos 140 millones de coronas suecas ($17 millones).

El negocio de servicios gestionados representó cerca del 13 por ciento de los ingresos totales de Ericsson en 2016.

DESPIDOS

Ekholm ha puesto fin de forma silenciosa a los esfuerzos del grupo por diversificarse hacia clientes ajenos al sector de telecomunicaciones porque quiere volver a centrarse en el negocio principal de infraestructuras para redes móviles.

La compañía, respaldada por el renombrado Wallenberg Family Investors AB e Industrivarden, enfrenta una creciente competencia de la china Huawei y de la finlandesa Nokia, así como los débiles mercados emergentes y la caída del gasto de los operadores de telecomunicaciones con la demanda de tecnología 5G de próxima generación a años de distancia.

Ericsson, apoyada por los accionistas Investor AB, de la influyente familia Wallenberg, y Industrivarden, se enfrenta a la creciente competencia de la china Huawei y la finlandesa Nokia, y también con la debilidad de los mercados emergentes y la menor inversión de los operadores de telecomunicaciones, ya que la demanda de tecnología 5G aún está lejos.

Aunque la decisión de perder de vista contratos deficitarios es considerada positiva por los inversores que llevan tiempo esperando una reducción de costes, a algunos analistas como los de Credit Suisse o la firma independiente Arete Research les preocupa que recortar grandes áreas de negocio podría erosionar los ingresos y desestabilizar el negocio.

Credit Suisse rebajó recientemente la recomendación del fabricante sueco a “infraponderar” al considerar demasiado optimista el objetivo de márgenes a medio plazo y ante los riesgos que puedan derivarse de la desinversión en negocios deficitarios. El bróker suizo también redujo su estimación para los ingresos de la empresa en 2018 en un 4 por ciento.

Ericsson compró Abentel por unos 20-30 millones de euros dentro del impulso por crecer en servicios de fibra óptica y procurar el creciente ancho de banda requerido por los servicios de vídeo. Ahora espera conseguir ahorros significativos mediante reduciendo gradualmente puestos de trabajo muy bien remunerados.

Ericsson también perdió un contrato de servicios gestionados en Italia con Wind y 3 Italia a finales del año pasado y actualmente está revisando las opciones estratégicas para sus operaciones en el país, según otra fuente cercana a Ericsson. La compañía anunció 400 despidos en Italia, pero el número podría ser mayor ante la ausencia de una alianza estratégica, dijo la fuente.

Ericsson tiene una plantilla en España de alrededor de 3.200 personas y está previsto que recorte cerca del 30 por ciento de su plantilla en la división de redes y en otras zonas distintas a los servicios gestionados. Pero si no consigue fusionar Abentel, los 550 empleados de esta filial podrían perder su trabajo, con lo que aumentaría el número total de despidos, dijeron fuentes domésticas familiarizadas con el plan.

Este año, la prensa sueca publicó que Ericsson podría suprimir unos 25.000 empleos fuera de Suecia para reducir costes. Ericsson no confirmó pero tampoco desmintió la noticia. Desde entonces, fuentes próximas a la compañía han dicho a Reuters que la cifra de despidos final podría ser incluso mayor.

Actualmente, Ericsson tiene una plantilla de 109.000 empleados en todo el mundo.

$1 = 8,1267 coronas suecas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below