8 de septiembre de 2017 / 8:43 / en 16 días

El superávit comercial alemán se reduce en julio con tropiezo industrial

Las importaciones alemanas aumentaron más que las exportaciones en julio, provocando una disminución del superávit comercial y dando a entender que la mayor economía de Europa volverá a depender de la demanda interna para impulsar el crecimiento en el tercer trimestre mientras el fortalecimiento del euro pesa sobre las exportaciones. Imagen de archivo de una terminal de carga de contenedores del puerto de Hamburgo, el 15 de febrero de 2017. REUTERS/Fabian Bimmer

BERLÍN (Reuters) - Las importaciones alemanas aumentaron más que las exportaciones en julio, provocando una disminución del superávit comercial y dando a entender que la mayor economía de Europa volverá a depender de la demanda interna para impulsar el crecimiento en el tercer trimestre mientras el fortalecimiento del euro pesa sobre las exportaciones.

Las exportaciones subieron un 0,2 por ciento en términos desestacionalizados a lo largo del mes, mientras que las importaciones presentaron un incremento del 2,2 por ciento, según las cifras publicadas el viernes por la Oficina Federal de Estadísticas. Ambos datos estuvieron por debajo de lo esperado.

El superávit desestacionalizado se redujo a 19.500 millones de euros tras los 21.200 millones de euros registrados en junio. La lectura de julio estuvo por debajo de la media prevista por un sondeo de Reuters que apuntaba a 20.300 millones de euros.

Las cifras de comercio se conocen después de que el miércoles se publicasen resultados que presentaron un descenso de los pedidos industriales en julio causado por la debilidad de la demanda interna, mientras que la demanda extranjera se mantuvo estable - una señal extraña de flaqueza económica a tan solo tres semanas de las elecciones federales.

Sin embargo, Carsten Brzeski, economista del banco ING, dijo que la economía alemana estaba en buena forma.

“Aunque esta semana los datos industriales han dejado mucho que desear, los fuertes fundamentales, combinados con unos indicadores de confianza optimistas, siguen apuntando a un rápido repunte en la actividad industrial tras las vacaciones de verano”, dijo Brzeski.

“El aspecto positivo de este débil comienzo del tercer trimestre es que el potencial de mejoría se ha incrementado claramente”, añadió el economista.

La confianza empresarial de Alemania se contrajo en agosto, aunque menos de lo esperado, después de haber alcanzado anteriormente tres máximos históricos seguidos, lo que sugiere que el repunte impulsado por el consumo de Alemania continuará pese a las preocupaciones por el escándalo de las emisiones de coches.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below