7 de septiembre de 2017 / 8:06 / hace 3 meses

El BCE empezará a sentar las bases para abandonar los estímulos

FRÁNCFORT (Reuters) - El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, empezará a preparar el terreno para una reducción de los estímulos monetarios en la reunión del jueves, pero una perspectiva moderada de inflación significa que es poco probable que haga ningún compromiso por ahora.

En esta imagen de archivo, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, sonríe a su llegada a un evento en Lindau, Alemania, el 23 de agosto de 2017. REUTERS/Arnd Wiegmann

Una fuente de un banco central dijo a Reuters que el BCE recortará previsiblemente sus previsiones de inflación a la vez que modifica moderadamente al alza las proyecciones de crecimiento.

Dicha divergencia es la esencia del dilema al que se enfrentará Draghi cuando decida si amplía o disminuye las compras de activos del banco: el crecimiento económico de la zona euro está en su mejor momento en una década, pero la inflación no alcanzará el objetivo que constituye el núcleo del mandato del BCE en los próximos años.

Dadas las preocupaciones adicionales de que fuertes señales podrían desencadenar volatilidad en el mercado y arruinar los planes del banco, los encargados de formular las políticas del BCE van cambiando su mensaje sólo gradualmente.

Eso colocaría al banco para un movimiento mayor en octubre o diciembre, antes de que su plan de compra de bonos de 2,3 billones de euros expire al final del año.

“La perspectiva de inflación sigue siendo anémica, como era de esperar, y si hay que tomar la palabra del presidente Draghi en su acepción más ‘dovish’ (favorable a los estímulos), eso debería implicar llenar el plato (con más estímulos)”, dijo Anatoli Annenkov, economista de Societe Generale.

Un incesante refuerzo del euro, en parte por la sólida marcha económica de la zona euro, sólo está exacerbando esta división, ya que una moneda fuerte pone un límite natural a los precios de exportación y, en última instancia, a la inflación.

Pero con un crecimiento que supera las expectativas, con el paro cayendo rápidamente y la amenaza de la deflación desaparecida desde hace tiempo, algunos analistas dicen que Draghi tiene pocas razones para mantener lo que es esencialmente un plan de emergencia y que la pregunta principal es cómo de rápida debe ser la salida.

“A pesar de la reciente fortaleza del euro, no hay un caso económico convincente para seguir comprando al ritmo actual - la perspectiva macro simplemente no lo merece”, dijo Chris Scicluna, economista de Daiwa.

    El BCE anuncia su decisión sobre los tipos a las 11.45 GMT, seguida de la rueda de prensa de Draghi a las 12:30 GMT.

Los analistas encuestados por Reuters no prevén cambios en los tipos el jueves, pero las compras de bonos, que ahora alcanzan los 60.000 millones de euros al mes, serán recortadas en un tercio en una decisión que se tomará antes de que acabe el año.

Para el jueves, la pregunta es cómo de fuerte será la señal de un cambio que ahora es prácticamente esperado por todos los inversores. El BCE también debe decidir cómo abordar la cuestión del endurecimiento del euro.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below