24 de agosto de 2017 / 7:07 / hace un mes

El PIB español acelera con ayuda de las exportaciones y el consumo

La economía española aceleró su crecimiento en el segundo trimestre apoyándose en la fortaleza de las exportaciones y el gasto de los hogares, según datos finales publicados el jueves que confirman las estimaciones preliminares de finales de julio. En esta imagen de archivo, numerosas personas pasean por el paseo marítimo en Valencia, el 15 de abril de 2017. REUTERS/Heino Kalis

MADRID (Reuters) - La economía española aceleró su crecimiento en el segundo trimestre apoyándose en la fortaleza de las exportaciones y el gasto de los hogares, según datos finales publicados el jueves que confirman las estimaciones preliminares.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el PIB creció un 0,9 por ciento en el período de abril a junio con respecto al primer trimestre, una décima más que en el arranque del año.

El dato coincidió con la estimación preliminar adelantada por el propio INE el pasado 28 de julio.

En términos interanuales, el PIB creció un 3,1 por ciento, también una décima más que en el trimestre anterior, apoyando las previsiones de que el Producto Interior Bruto (PIB) pueda crecer al menos un 3 por ciento en 2017 por tercer año consecutivo.

La economía española superó de esta forma en el trimestre el valor que tenía en términos reales a principios de 2008, justo antes de que el estallido de una burbuja inmobiliaria empujara al país a una prolongada recesión.

Asimismo, el crecimiento intertrimestral es el más alto desde el tercer trimestre de 2015.

Tras las expectativas iniciales de una desaceleración desde el crecimiento de un 3,2 por ciento en 2015 y 2016, el Gobierno ya ha tenido que elevar sus previsiones de crecimiento dos veces, y ahora prevé que el PIB crezca al menos un 3 por ciento en 2017.

POSIBLE REVISIÓN AL ALZA

En una conferencia para presentar los datos, el ministro de Economía Luis de Guindos apuntó a la posibilidad de que se retoque nuevamente al alza en las próximas semanas la estimación del PIB de 2017, actualmente en un incremento del 3,0 por ciento.

“Lo que se pone de manifiesto es que (la proyección del) 3 por ciento es una estimación muy prudente, tenemos que intentar, dentro de esa cautela habitual, ser lo más realistas posible”, dijo el ministro.

“El consenso del mercado está por encima, eso lo tendremos en cuenta y se concretará en las próximas semanas cuando presentemos el cuadro macro con los presupuestos de 2018”, dijo De Guindos. “Revisaremos nuestra proyección de crecimiento para este año y volverá a ser una estimación prudente y cauta”, añadió.

Tanto el FMI como el Banco de España han elevado recientemente sus previsiones para la economía española, situando el crecimiento de este año en el 3,1 por ciento en ambos casos.

Guindos reconoció, no obstante, el todavía difícil panorama del mercado laboral español, que con una de las tasas de paro más altas de toda Europa muestra la cara más dura de la crisis económica.

El ministro dijo que, pese a la recuperación del PIB, no se podrá dar por terminada la crisis en España hasta que no se creen 1,5 millones de empleos más.

El Ejecutivo prevé que al final de 2017 el paro baje a 3,75 millones de personas, frente a los 4,24 millones de desempleados de finales de 2016, mientras que la tasa de paro se situaría en términos EPA en el 16,5 por ciento, desde el 18,6 por ciento de 2016, según el cuadro macroeconómico presentado a principios de julio, que el Gobierno revisará próximamente para elaborar los presupuestos de 2018.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below