22 de octubre de 2016 / 9:37 / en un año

Ministra canadiense dice que corresponde a la UE salvar el acuerdo comercial

La ministra de Comercio de Canadá dijo el sábado que corresponde a la Unión Europea salvar un acuerdo de libre comercio que está siendo bloqueado por la oposición de la región francófona de Bélgica. En la imagen, una manifestante muestra una pancarta en la que se lee "Stop CETA" durante un aprotesta frente al parlamento regional de Valonia en Namur, el 21 de octubre de 2016. REUTERS/François Lenoir

BRUSELAS (Reuters) - La ministra de Comercio de Canadá dijo el sábado que corresponde a la Unión Europea salvar un acuerdo de libre comercio que está siendo bloqueado por la oposición de la región francófona de Bélgica.

    Chrystia Freeland dijo que Canadá está dispuesta a firmar el pacto y que las negociaciones sobre sus puntos delicados habían finalizado.

    “Hemos hecho nuestro trabajo. Hemos terminado de negociar un acuerdo muy bueno. Ahora la pelota está en el tejado de Europa”, dijo después de reunirse con Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo, y antes de tomar su vuelo de regreso a Canadá.

    Los 28 gobiernos de la UE apoyan el Acuerdo Económico y Comercial Integral (CETA, por su sigla en inglés), pero Bélgica no puede dar su asentimiento sin el respaldo de sus cinco administraciones subfederales. La francófona Valonia se ha opuesto firmemente al pacto.

Schulz, que no participa directamente en las negociaciones del CETA pero tiene buenas relaciones con Freeland, celebró una reunión de emergencia con el primer ministro valón, Paul Magnette, en un intento por reactivar el acuerdo.

    “La puerta para cualquier paso adelante está abierta, pero está bastante claro que los problemas sobre la mesa son problemas europeos”, Schultz dijo antes de la reunión. “Todavía hay trabajo que hacer en nuestro lado ... pero soy muy optimista de que podamos resolver los problemas que tenemos en la Unión Europea”.

    Freeland abandonó el viernes las conversaciones con los responsables de las negociaciones comerciales de Canadá y la Unión Europa y Magnette, declarando que llegar a un acuerdo con la UE era “imposible”.

El acuerdo, el primero de la UE con un grupo de siete países, incrementaría el comercio entre los socios un 20 por ciento, según sus partidarios.

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstrom, dijo que todavía esperaba encontrar una solución para el acuerdo, que se debía firmar en una cumbre el próximo jueves con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

    En Valonia viven alrededor de 3,5 millones de personas, menos de 1 por ciento de los 507 millones de europeos a los que afectaría el CETA, pero el proyecto comercial insignia de la UE depende de la voluntad de su gobierno.

A los valones les preocupa una oleada de importaciones de cerdo y ternera procedentes de Canadá y un sistema judicial independiente para resolver los conflictos entre estados e inversores extranjeros, que sus críticos temen entregue el poder a multinacionales.

El problema es mayor que sólo un acuerdo comercial con Canadá, el duodécimo mayor socio comercial de la UE.

Si el CETA fracasa, la esperanza de completar acuerdos similares con Estados Unidos o Japón saltaría por los aires, minando un bloque ya sacudido por el voto de Reino Unido par< abandonarlo y disputas sobre la crisis migratoria de Europa.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below