9 de septiembre de 2016 / 13:52 / en un año

El sector constructor empieza a notar el vacío político

MADRID (Reuters) - El sector de la construcción español tenía este año la esperanza de poder pasar página a la crisis económica que mantuvo en jaque a todo el país y dejó edificios inacabados y proyectos de infraestructuras en quiebra por todo el territorio nacional.

El sector de la construcción español tenía este año la esperanza de poder pasar página a la crisis económica que mantuvo en jaque a todo el país y dejó edificios inacabados y proyectos de infraestructuras en quiebra por todo el territorio nacional. En la imagen de archivo, un trabajador de la construcción levando una carretilla llena de ladrillos en Ronda. REUTERS/Jon Nazca/File Photo

Pero el bloqueo político ha impedido la formación de un gobierno estable durante los últimos ocho meses y podría frenar el retorno del sector a tiempos mejores.

Representantes de constructoras, promotoras y proveedoras de materiales de construcción se están mostrando preocupados por el hecho de que ante la ausencia de un gobierno con plenas competencias no es posible aprobar nuevos proyectos, lo que solo contribuye a agravar la situación del sector tras años de recortes del gasto público.

“Es difícil separar qué parte se debe a que no hemos superado todavía la crisis de lo que es la falta de gobierno”, dijo José María Carbajo, director de Acento Ingeniería.

Su pequeña empresa con sede en Madrid tuvo una buena racha en los últimos meses, al ganar contratos para reparar una línea de metro en Madrid y reforzar un puente en la comunidad de Castilla y León.

Pero al igual que otros en el sector, Carbajo espera que los efectos de la paralización política se hagan mas evidentes en los próximos meses.

Después de dos elecciones generales sin mayorías suficientes, se podrían volver a convocar nuevas elecciones antes de fin de año al fracasar la semana pasada la investidura del presidente de Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

Hasta la fecha, la falta de liderazgo político no ha afectado a la coyuntura y no ha impedido que tras tres años de recuperación, la economía española siga creciendo a un ritmo muy superior a la mayoría de los países de la eurozona.

Y en la construcción, las empresas pudieron compensar la falta de nuevas obras públicas con las inversiones extranjeras en el sector inmobiliario español.

Según cifras del sector, el gasto público en obras de infraestructuras ha caído más de un 75 por ciento en los últimos seis años debido a las necesidades de consolidación fiscal.

El consumo de cemento ha caído recientemente a su nivel más bajo desde 1965, según la patronal de las empresas cementeras Oficemen.

El gobierno en funciones de Rajoy anunció en julio un recorte de todos los gastos no esenciales en un intento de contener el déficit público, y los representantes del sector constructor temen que la situación empeore si fracasa el intento de aprobar un nuevo presupuesto general del Estado para 2017.

“Cuando afecta realmente el tema presupuestario va a ser a partir de ahora”, dijo Eduardo Sánchez, jefe de proyectos de Sistema Ingeniería, una consultora en las Islas Canarias que diseña proyectos a gran escala como carreteras, puentes y puertos.

“Todo lo que no ha firmado no creo que se firme ya hasta fin del año - un tercio o un cuarto de los contratos que iban a hacer este ano”, añadió.

Aunque la mitad del negocio de la consultora canaria procedió el año pasado de España, los ingresos se están manteniendo estables gracias a la expansión en el extranjero a países como Senegal y Panamá, dijo.

PRESUPUESTO CENTRA LA ATENCIÓN

Los bajos precios del petróleo y la inflación negativa, el aumento de las exportaciones y un cambio de tendencia en el mercado laboral gracias en parte a una temporada turística récord han sentado las bases para que la economía española esté camino de crecer este año cerca de un tres por ciento.

Con un gobierno con plenos poderes, España podría haber experimentado tasas de crecimiento incluso más elevadas, dijeron economistas, advirtiendo de que ante la ausencia de un gobierno estable España no estaría en la mejor de las posiciones para sortear la desaceleración económica prevista a partir de 2017, cuando el crecimiento podría acercarse al dos por ciento.

Es muy improbable que España pueda presentar un presupuesto para 2017 antes de mediados de octubre, el plazo fijado por la Comisión Europea. El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ya dijo que en lugar de presentar unas cuentas nuevas para 2017 el gobierno en funciones prorrogará los presupuestos de este año.

Y las constructoras serán las empresas más propensas a notar este nuevo parón en obras de infraestructuras a comienzos del próximo año.

“No te permite planificar nuevos proyectos de infraestructura, lo que significa que las empresas de construcción sentirán la paralización durante algún tiempo más”, dijo Juan José Toribio, profesor de economía en la escuela de negocios IESE.

El sector representa actualmente alrededor del 5 por ciento del PIB, frente a un peso superior al 10 por ciento antes del comienzo de la crisis en 2008.

Las empresas vinculadas a la construcción -- desde proveedoras de vidrio hasta cementeras -- se aferran a los contratos adjudicados hace meses y a los mercados internacionales, en los que entraron por la caída de la demanda en España durante la crisis.

Algunas constructoras, como el peso pesado ACS, han advertido de que, incluso con un nuevo presupuesto, las necesidades de consolidación fiscal no permitirán poner en marcha muchos proyectos de infraestructura, limitándose el grueso de la actividad del sector a los contratos de mantenimiento de obras.

Pero incluso estos contratos necesitan ser aprobados.

“Cuanto antes haya un nuevo gobierno, más pronto mejorará la actividad en el sector”, dijo el director general de ACS, Ángel García Altozano, a analistas en julio, cuando el grupo anunció un descenso del 15 por ciento en los ingresos de la construcción en España. Ante esta sequía doméstica, ACS genera ahora más del 80 por ciento de sus ventas en el extranjero.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below