29 de julio de 2016 / 5:36 / hace un año

BBVA y Caixabank mejoran sus resultados trimestrales y saltan en bolsa

MADRID (Reuters) - BBVA y Caixabank, segundo y tercer banco en España, anunciaron el viernes unos resultados semestrales superiores a lo previsto en un contexto de descenso en las provisiones mientras ambas exploran áreas de negocio con mayor margen.

BBVA y Caixabank, segundo y tercer banco en España, anunciaron el viernes unos resultados semestrales superiores a lo previsto en un contexto de descenso en las provisiones mientras ambas exploran áreas de negocio con mayor margen. En la imagen de archivo, un hombre en un cajero de BBVA en Madrid, el 30 de abril de 2014. REUTERS/Susana Vera

Los dos bancos mostraron el contraste de dos modelos de negocio, el de BBVA con la mayoría de sus ingresos en el extranjero y el de Caixabank, centrado fundamentalmente en el mercado doméstico.

Las dos entidades mostraron en sus cuentas una recuperación tras un duro primer trimestre en el que los resultados cayeron con fuerza. BBVA registró entre abril y junio un beneficio de 1.496 millones de euros, un 58 por ciento más que en el primer trimestre y por encima de las estimaciones de los analistas gracias a plusvalías por la venta de su participación en Visa, el dividendo de su participada Telefónica y mayores comisiones.

La entidad también se vio favorecida por un fuerte crecimiento en México - país que representa más de un cuarenta por ciento de su negocio - y en otros mercados latinoamericanos.

En el conjunto del semestre, el beneficio del banco cayó casi un 34 por ciento respecto al mismo periodo de 2015, aunque el resultado del año anterior estuvo condicionado por fuertes extraordinarios tras la venta de 700 millones de euros de su participación en el banco chino, CNCB.

Caixabank, por su parte, mejoró un 34 por ciento su resultado en el segundo trimestre respecto al período enero-marzo mientras que el beneficio semestral cayó un 10 por ciento en su comparativa interanual, con ventas de activos inmobiliarios a mayores márgenes.

El margen de intereses en ambos bancos se mantuvo plano en el contexto de unos tipos de interés en mínimos que siguen presionando sobre los márgenes.

Sin embargo, ambas entidades mejoraron sus ingresos por comisiones en un signo de su búsqueda de negocio en áreas más rentables.

En un contexto general de adelgazamiento de la extensa red de oficinas de la banca en España, BBVA desveló que implementará nuevas iniciativas sin detallar para controlar costes en los próximos meses mientras que Caixabank dijo que, aunque trabaja para adelgazar costes y mejorar su estructura, negociando nuevos planes voluntarios de recortes con los sindicatos, no tomará decisiones drásticas sobre su red de oficinas.

La entidad vasca dijo que en España, donde combina la actividad bancaria con la inmobiliaria, no ve mucho margen de crecimiento a menos que las condiciones de mercado “cambien significativamente”, proyectando volúmenes planos para el resto del año y una continuada tendencia a la baja en el margen de intereses.

Caixabank, sin embargo, proyectó mejoras en el margen de intereses en los próximos trimestres y reconoció que, aunque en estos momentos no está considerando ningún movimiento en su cartera inmobiliaria, no lo descarta en un futuro.

El mercado inmobiliario en España está mostrando síntomas cada vez más notables de recuperación, incluso en el maltratado mercado del suelo, y puede ser una de las fuentes de ingresos alternativas para la banca en los próximos tiempos.

TURQUÍA Y PORTUGAL

BBVA reiteró en una conferencia con analistas el compromiso de la entidad con su negocio en Turquía, donde tiene una participación mayoritaria en la entidad Garanti, después del fallido golpe militar a principios de este mes que disparó la incertidumbre sobre el futuro del país.

El grupo dijo que su negocio en el país, que representa el 14 por ciento de las ganancias consolidadas, no parece haberse visto afectado y señaló que, en todo caso, tiene cobertura de divisas para asegurar la cuenta de resultados en el país.

Caixabank, cuya actividad en el exterior se centra fundamentalmente en Portugal tras deshacerse de participaciones en otros países, tiene en marcha una opa sobre el 55,9 por ciento del capital que no controla en la lusa BPI, aunque en la presentación de resultados reiteró que la operación solo seguirá adelante si se cumplen los cambios previstos, el más importante, la eliminación de la restricción que actualmente limita los derechos de voto en la entidad.

El consejero delegado, Gonzalo Gortázar, dijo que en caso de que no se suprimiese el límite, la entidad retiraría su oferta, que valora a la entidad portuguesa en unos 1.600 millones de euros.

Se espera que los bancos españoles luzcan en las pruebas de estrés bancario europeo que se publican en la noche del viernes, aunque persisten las preocupaciones sobre Popular, un banco de tamaño medio, que también informó de los resultados el viernes.

A las 1050 horas, las acciones de BBVA y Caixabank protagonizaban las subidas del Ibex con avances del 4,3 por ciento y el 3,7 por ciento, respectivamente.

Información adicional de Jose Elías Rodríguez y Julien Toyer; Escrito por Carlos Ruano; Editado por Andrés González

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below