14 de julio de 2016 / 11:17 / en un año

El Banco de Inglaterra sorprende a los mercados al mantener los tipos

El Banco de Inglaterra mantuvo los tipos de interés británicos sin cambios el jueves, contrariando las expectativas de muchos inversores que esperaban el primer recorte en más de siete años, en un momento en el que la economía británica se tambalea por el voto a favor del brexit. En la imagen, el gobernador del Banco de Inglaterra Mark Carney durante una rueda de prensa en su sede en Londres, Reino Unido, el 5 de julio de 2016. REUTERS/Dylan Martinez

LONDRES (Reuters) - El Banco de Inglaterra mantuvo los tipos de interés británicos sin cambios el jueves, contrariando las expectativas de muchos inversores que esperaban el primer recorte en más de siete años, en un momento en el que la economía británica se tambalea por el voto a favor del brexit.

El BoE dijo que era probable que anunciase estímulos en tres semanas, posiblemente dentro de un “paquete de medidas” una vez que haya valorado cómo está afectando a la economía la decisión de los británicos de abandonar la UE tomada en el referéndum del 23 de junio.

“En ausencia de un nuevo empeoramiento en el equilibrio entre apoyar el crecimiento y devolver la inflación al objetivo en una base razonable, la mayoría de los miembros de la comisión esperan que la política se flexibilice en agosto”, dijo el banco central en las actas de la reunión de julio que concluyó el miércoles.

La mayoría de los economistas consultados en un sondeo de Reuters esperaban que el banco central recortase los tipos a la mitad, hasta el 0,25 por ciento, para amortiguar el impacto económico del brexit.

La libra esterlina cayó más de un 13 por ciento frente al dólar en los días posteriores a la votación, en los que se volatilizaron billones de dólares en las bolsas internacionales.

Sin embargo, el rápido nombramiento el miércoles de Theresa May como nueva primera ministra británica ha logrado aplacar los nervios de los mercados financieros.

Está previsto que el gobernador del BoE, Mark Carney, se reúna con al flamante ministro de Finanzas, Philip Hammond, este mismo jueves. Horas después de su nombramiento, Hammond dijo que el Gobierno haría lo que fuese necesario para restaurar la confianza en la economía y sugirió un enfoque menos agresivo en los esfuerzos para reducir el déficit presupuestario.

Carney mandó hace dos semanas una señal inequívoca de que había estímulos en camino en un intento de mostrar que la economía estaba en manos seguras, mientras el liderazgo político del país se derrumbaba tras la votación.

Pero Carney también ha sugerido que no es partidario de un fuerte recorte en los costes de financiación por el posible impacto que pudiese tener en los bancos con sede en Reino Unido, y ha dejado claro que no quería seguir los pasos del Banco Central Europeo y el Banco de Japón y llevar los tipos por debajo de cero.

En las actas de la reunión publicadas el jueves, el banco central dijo que la composición de cualquier medida adicional de estímulo “tendría en cuenta las interacciones con el sistema financiero”.

También dijo que el alcance de las medidas adicionales de estímulo se basaría en sus proyecciones actualizadas.

Traducción de Jose Elías Rodríguez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below