7 de julio de 2016 / 14:07 / en un año

La Comisión Europea inicia proceso para sancionar a España y Portugal por déficit excesivo

BRUSELAS (Reuters) - La Comisión Europea inició el jueves un proceso disciplinario formal contra España y Portugal por déficit excesivo en los ejercicios 2014 y 2015, que podría desembocar en multas para ambos países antes de finales de julio.

La Comisión Europea inició el jueves un proceso disciplinario formal contra España y Portugal por déficit excesivo en los ejercicios 2014 y 2015, que podría desembocar en multas para ambos países antes de finales de julio. En la imagen, una bandera española y otra europea ondean en un edificio oficial en Madrid, el 18 de mayo de 2016. REUTERS/Juan Medina

Madrid y Lisboa superaron el límite del déficit del 3 por ciento del Producto Interior Bruto en los dos últimos años y no consiguieron corregirlos al ritmo requerido, concluyó la Comisión.

Eso desencadenó el proceso que podría complicar más para ambos la situación política y fiscal. O no, las sanciones podrían no aplicarse nunca y no está claro si se impondrán.

El ministro español de Economía en funciones se mostró confiado en que España no será multada ante los esfuerzos en materia de reformas y la buena marcha económica del país.

“Estoy convencido de que el procedimiento va a acabar sin ningún tipo de sanción”, dijo Luis de Guindos a periodistas en Madrid.

El ministro dijo también que esperaba pactar con Bruselas en las próximas semanas nuevos objetivos fiscales. “Se puede establecer una nueva senda fiscal, que es lo que creo va a ocurrir en las próximas semanas”.

Pero incluso si se cancela la multa, parte de los fondos comprometidos para España y Portugal probablemente se suspenderán durante al menos un año en caso de una decisión de sanción, según un documento de la UE. Así que los dos países podrían verse con menos financiación cuando tratan de hacer cuadrar las cuentas.

Ambos están lidiando con frágiles situaciones políticas. España está tratando de formar gobierno tras unas segundas elecciones en seis meses que han vuelto a arrojar un parlamento fragmentado. El gobierno portugués en minoría afronta enormes escollos políticos para reducir el gasto público ya que depende del apoyo de partidos de izquierdas.

Ambos países podrían evitar la multa si consiguen demostrar que el desvío se debió a “circunstancias económicas excepcionales”. Si no, y no proponen medidas correctivas, las normas europeas prevén multas de hasta un 0,2 por ciento del PIB.

La decisión de la comisión podría reiniciar las controversias sobre la aplicación justa de las normas fiscales, ya que economías de mayor tamaño escaparon a las sanciones en el pasado. El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, dijo en mayo que se actuó de forma clemente con Francia porque “es Francia”, lo que desencadenó críticas.

El consejo de ministros de Finanzas de la UE decidirá sobre la recomendación de la Comisión en su reunión habitual del 12 de julio, dijo a Reuters una portavoz de la presidencia eslovaca de la UE.

Los ministros sólo podrían rechazar la decisión de la Comisión con una mayoría cualificada de sus miembros, lo que hace muy improbable que se opongan a la recomendación del Ejecutivo de la UE. Si no lo hacen, la Comisión tendrá que proponer sanciones “en el plazo de 20 días”, dijo el Ejecutivo de la UE en un documento.

Por lo tanto, se podría imponer una multa a España y Portugal para el 27 de julio, en la última reunión de la Comisión Europa antes de las vacaciones estivales, dijo un responsable de la UE a Reuters.

MULTAR O NO MULTAR

Antes de ese plazo, ambos países tienen la oportunidad de demostrar que afrontaban circunstancias económicas excepcionales. También pueden ofrecer medidas correctivas. Deben actuar en un plazo de 10 días desde que el consejo respalde la decisión de la Comisión.

“Estamos abiertos al diálogo. La idea es que podamos incluir los argumentos que los ministros aporten”, dijo el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en una rueda de prensa en Bruselas.

“Ciertamente, dentro de este proceso existe la posibilidad de que los países presenten peticiones motivadas para reducir las potenciales sanciones e incluso acercarlas a cero”, dijo Valdis Dombrovskis, el comisario responsable del euro.

Los dos países han estado bajo el procedimiento de déficit excesivo desde 2009 al incrementarse las brechas fiscales por la crisis financiera global de 2007-2008.

En línea con el procedimiento, la Comisión fija objetivos anuales de déficit para reducir el desequilibrio fiscal, que ha ido bajando lentamente desde unos picos del 10 por ciento del PIB en ambos países. En 2014 y 2015, España y Portugal incumplieron las metas acordadas al mantener sus déficit muy por encima del techo del 3 por ciento.

El año pasado, España tuvo un déficit del 5,1 por ciento del PIB, superior al requerido del 4,2 por ciento. Portugal tenía que haber recortado el déficit al 2,5 por ciento del PIB, pero en lugar de ello registró un saldo negativo del 4,4 por ciento.

Moscovici dijo que el desvío presupuestario portugués del año pasado fue causado sobre todo por la recapitalización del banco Banif, pero hizo hincapié en que incluso sin el rescate “no habrían cumplido el objetivo”.

La Comisión dijo que Portugal incumplió el objetivo de corregir su déficit, mientras que “era poco probable que España corrigiera el suyo” antes de que expire el plazo. Concluyó que ninguno de los países adoptaron acciones efectivas para remediar la situación.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below