20 de mayo de 2016 / 11:43 / hace un año

Más dirigentes del BCE optan por mantenerse a la espera

Varios dirigentes del Banco Central Europeo pidieron el viernes paciencia con su política monetaria, reforzando las expectativas de que el banco optará por mantenerse a la espera en su reunión del 2 de junio. En esta imagen de archivo del 21 de enero de 2015, la sede del BCE en Fráncfort. REUTERS/Kai Pfaffenbach/File Photo

PORTOROZ, Eslovenia (Reuters) - Varios dirigentes del Banco Central Europeo pidieron el viernes paciencia con su política monetaria, reforzando las expectativas de que el banco optará por mantenerse a la espera en su reunión del 2 de junio.

El BCE dio a conocer un paquete de nuevas medidas de estímulo en marzo como parte de un programa ya existente, pero varios elementos clave, como las compras de deuda corporativa y nuevos préstamos ultrabaratos para el sector bancario, aún no han comenzado a aplicarse.

El presidente del BCE, Mario Draghi, pidió paciencia el mes pasado, moderando las expectativas del mercado - que se habían visto alentadas en parte por una inflación de la zona euro a la que le cuesta subir de una tasa cero [nB5N16C01E] - de que se pueden esperar nuevas medidas.

Desde entonces, varios miembros del Consejo de Gobierno del organismo han expresado públicamente su apoyo a esta postura.

“La orientación de la política monetaria debería seguir siendo acomodaticia en términos generales en este punto... (y necesitamos) mantener un grado de paciencia”, dijo el jefe del banco central estonio Ardo Hansson en una conferencia el viernes.

“Gran parte de las medidas acomodaticias que ya se han aprobado están todavía por aplicar”, dijo Hansson.

En su lucha contra los bajos niveles de inflación, el BCE redujo en marzo su tipo de depósitos, situándolo más aún en territorio negativo, amplió su programa de compra de activos a 1,7 billones de euros y ofreció créditos a los bancos a tipo cero o posiblemente incluso a tipos negativos.

Las compras de deuda corporativa se iniciarán en junio, mientras que la nueva operación de financiación a más largo plazo en las que dan préstamos a los bancos se iniciará a finales de junio.

El dirigente del banco central eslovaco, Jozef Makuch, también dijo que no se necesitaban más medidas por ahora, añadiendo que si son necesarias más medidas en el futuro, el BCE deberá tener cuidado con los recortes de tipos.

“Los tipos de interés todavía pueden estar más bajos y ahora estamos comprobando hasta dónde pueden bajar”, dijo Makuch. “Pero si esta herramienta va a continuar utilizándose, debo llamar a la precaución para que no tengamos una amenaza totalmente contraproducente para la estabilidad financiera”.

“La posibilidad de aplicar instrumentos convencionales está casi agotada”, añadió.

En declaraciones a un diario japonés el viernes, el consejero del BCE Benoit Coeuré dijo era posible bajar más los tipos pero que, en principio, no era un plan que estuvieran contemplando.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below