21 de abril de 2016 / 10:07 / en un año

El BCE arremeterá contra Alemania en defensa de su política monetaria

El presidente del BCE, Mario Draghi, probablemente haga una defensa decidida de la política monetaria ultraflexible este jueves, respondiendo así a un aluvión de críticas por parte de políticos alemanes que se oponen a la receta del banco para hacer frente a los problemas económicos de la zona euro. En la imagen, la sede del BCE en Fráncfort, el 28 de junio de 2015 file photo.Ralph Orlowski/Files

FRÁNCFORT (Reuters) - El presidente del BCE, Mario Draghi, probablemente haga una defensa decidida de la política monetaria ultraflexible este jueves, respondiendo así a un aluvión de críticas por parte de políticos alemanes que se oponen a la receta del banco para hacer frente a los problemas económicos de la zona euro.

Este jueves Draghi presumiblemente dará más detalles sobre las últimas medidas de estímulo, anunciadas el mes pasado, que contemplan las compras de bonos corporativos.

El BCE - del que no se esperan cambios en los tipos de interés, que están en mínimos históricos - posiblemente querrá ver los efectos de los dos paquetes de estímulos anunciados desde diciembre antes de anunciar nuevas medidas, pero Draghi también reiterará sus perspectivas sobre la evolución futuro del coste de los préstamos en los años próximos.

El BCE ha relajado de forma agresiva sus políticas monetarias, llevando los tipos de depósitos a niveles cada vez más negativos y ampliando las compras de deuda con el fin de elevar la inflación, deprimida por el derrumbe de los precios del crudo, que aleja las esperanzas de llevar el aumento de los precios a su meta de cerca del 2 por ciento en los dos próximos años.

Aunque las expectativas de inflación en el mercado se resisten a moverse, los precios del petróleo están subiendo y el paquete de estímulo de marzo mejoró los ánimos y las condiciones en los mercados financieros, dando razones para el optimismo al BCE.

De hecho, el mayor dolor de cabeza del BCE esta vez puede ser la fea disputa con Berlín, después de que el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, dijera que la política monetaria estaba causando problemas "extraordinarios" a Alemania y era responsable en parte del ascenso del partido antiinmigración Alternativa para Alemania (AfD).

"Cualquier conflicto entre un miembro principal (Alemania) y el equipo gestor (del BCE) supone riesgos", dijo el analista de Holger Schmieding.

"Puede desestabilizar la institución y entorpecer su mensaje", dijo Schmieding. "La actual disputa va un poco más allá de un incómodo fastidio. Podría restringir la capacidad de maniobra del BCE y hacer que la política monetaria del BCE sea un poco menos efectiva".

El BCE parece tener ventaja en el debate de momento, después de que Schäuble se retractara de parte de sus declaraciones y el responsable Bundesbank, Jens Weidmann, el mayor crítico del BCE hasta la fecha, hablara a favor de la independencia del banco central, argumentando que la posición de política monetaria del BCE era apropiada.

Es poco habitual que Schäuble se quede en un segundo plano.

Los tipos de interés negativos están dañando de manera desproporcionada al sistema bancario alemán, fragmentado y saturado de efectivo, planteando la perspectiva de que cientos de pequeños bancos, sobre todo de ahorro, se vuelvan inviables.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below