16 de abril de 2016 / 10:22 / en 2 años

El G-20, preocupado por el crecimiento y la debilidad de materias primas

WASHINGTON (Reuters) - Los líderes del Grupo de las 20 principales economías del mundo dijeron el viernes que estaban animados por la reciente recuperación de los mercados financieros, pero advirtieron que el crecimiento global era “modesto y dispar” y está amenazado por la debilidad de economías basadas en las materias primas.

En la imagen, una mujer pasa frente a la sede del Fondo Monetario Internacional, que celebra su encuentro de la primavera boreal junto al Banco Mundial en Washington. 15 abril 2016. Los líderes financieros del Grupo de las 20 principales economías del mundo debatieron en las últimas horas la manera de impedir un estancamiento del crecimiento mundial, en medio de preocupaciones por una caída del comercio internacional y una menor eficacia de las políticas monetarias laxas. REUTERS/Kevin Lamarque

En un comunicado emitido tras su reunión en Washington, los ministros de Finanzas y los jefes de los bancos centrales de las 20 economías industrializadas y en desarrollo reiteraron su promesa de abstenerse de devaluaciones competitivas de monedas, pero no ofrecieron nuevas iniciativas para evitar que el crecimiento se estanque.

El G-20 adoptó una posición ligeramente más positiva sobre los mercados financieros que, dijeron, mayoritariamente se han recuperado de fuertes liquidaciones previas y se encontraban mejor que cuando se reunieron por última vez en febrero.

“Sin embargo, el crecimiento se mantiene modesto y dispar, y persisten los riesgos a la baja y las incertidumbres sobre el panorama global ante un escenario de una continua volatilidad financiera, los desafíos que enfrentan los exportadores de materias primas y la débil inflación”, dijeron.

El comunicado también apuntó a una posible salida de Reino Unido de la Unión Europea, conflictos geopolíticos, terrorismo y flujos de refugiados como complicaciones para el panorama económico mundial.

Además el texto reiteró las promesas del G-20 de “utilizar una política fiscal flexible” para fortalecer el crecimiento, la creación de empleos y la confianza. Mantuvo la referencia a que los países miembros “continuarán explorando opciones de política”, agregando que deberían ser “adaptadas a las circunstancias de los países”.

Los países que integran el G-20 también sostuvieron sus promesas previas de realizar consultas cercanas sobre los tipos de cambio.

“Reafirmamos nuestros compromisos previos sobre tipos de cambio, incluyendo que nos abstendremos de devaluaciones competitivas y no apuntaremos nuestros tipos de cambio para propósitos competitivos. Resistiremos todas las formas de proteccionismo”, afirmaron.

La cita del G-20, el punto culminante de las reuniones de la primavera entre el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial en Washington, se produjo en medio de una creciente presión sobre las naciones más ricas para que impulsen el gasto en infraestructuras, desregulen industrias y fomenten la creación de empleo.

A principios de esta semana, el FMI bajó su previsión de crecimiento para la economía mundial en 2016, la cuarta reducción en menos de un año.

Las reuniones de esta semana se dieron en momentos en que una serie de economías clave que dependen de las materias primas atraviesan por un período de debilidad, particularmente Brasil, que enfrenta su peor recesión en décadas.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below