29 de marzo de 2016 / 17:27 / en 2 años

La política experimental del BCE abre una brecha norte-sur en sector bancario

FRÁNCFORT/ MADRID (Reuters) - Mientras el Banco Central Europeo se desenvuelve por el poco familiar mundo de los tipos de interés negativos y trata de incentivar a la banca para que conceda préstamos a empresas y consumidores, comienza a abrirse una brecha divisoria entre los prestamistas del norte y el sur de Europa.

Mientras el Banco Central Europeo se desenvuelve por el poco familiar mundo de los tipos de interés negativos y trata de incentivar a la banca para que conceda préstamos a empresas y consumidores, comienza a abrirse una brecha divisoria entre los prestamistas del norte y el sur de Europa. En la imagen, la sede del BCE iluminada con el símbolo del euro, en Fráncfort, Alemania, el 12 de marzo de 2016. REUTERS/Kai Pfaffenbach

En los países del norte, la anémica demanda de préstamos y un sistema financiero con importante liquidez implica que los bancos asumen la mayoría de los costes. Éstos deben pagar al BCE por depositar sus fondos al final del día y ni tienen necesidad del dinero fácil que ofrece.

En los países del sur, los prestamistas están dispuestos a hacer uso del programa de préstamos del BCE y muchos de ellos están preparados para conseguir un impulso instantáneo de sus márgenes de beneficio en cuanto entre en vigor en junio.

Bajo el esquema del BCE, se ofrecerán préstamos a cuatro años con interés cero. Los bancos que presten a destinan a hogares y empresas más dinero de un importe prefijado, tendrán una reducción de un valor mayor que la propia tasa de depósito - en otras palabras, se les pagará por prestar.

La división norte-sur existente muestra los desafíos a los que debe enfrentarse una política monetaria unitaria destinada a 19 naciones distintas.

El BCE podría escudarse en los datos que muestran que los préstamos en la zona euro están creciendo a su mayor ritmo desde 2011 para justificar sus políticas. Pero los bancos alemanes dicen que están siendo penalizados por medidas que sólo aportan beneficios a sus homólogos del sur de Europa y advierten de que éstas podrían causar que el dinero barato fluya hacia el lado equivocado de la economía.

Un portavoz del BCE dijo que los objetivos del programa eran estimular el crédito bancario en la economía real. “Corresponde individualmente a los bancos de la zona euro a decidir si quieren participar”.

LA DIVISIÓN DE LOS ALPES

El director financiero de Commerzbank, Stephan Engels, dijo a primeros de mes que ningún banco “al norte de los Alpes” aceptaría el dinero del BCE, una posición que pone como ejemplo la experiencia del quinto mayor banco de Alemania, HypoVereinsbank (HVB) y del banco español Sabadell.

Francesco Giordano, director financiero del banco HVB con sede en Múnich, dijo que el banco ha recibido un fuerte golpe por los tipos negativos de depósito del BCE, que empezaron a funcionar en 2014 y que después se recortaron por debajo de cero este mes, ya que añade un coste por la gestión de dinero en efectivo - el negocio de vigilar el dinero del banco y que los clientes tengan acceso fácil al mismo.

La visión de HVB refleja la del conjunto de la banca en Alemania, la mayor economía de Europa, donde la demanda de préstamos se ha mantenido mayoritariamente plana en los últimos cinco años porque las empresas ven un alcance limitado para sus inversiones, dándoles riesgos globales a la economía y un débil crecimiento dentro de su país.

La base de depósitos de HVB creció un 7 por ciento el año pasado, superando el crecimiento del 3,5 por ciento fijado por su libro de créditos. Esto se traduce en que el banco ve pocas razones para participar en el programa del BCE, conocido como TLTRO2. Al mismo tiempo, HVB está soportando el peso de los tipos negativos porque tiene pocas posibilidades de aparcar sus excedentes con el banco central.

“Básicamente, la tasa del -0,4 por ciento supone una pérdida directa para nosotros”, dijo el director financiero Giordano a Reuters.

“En mercados como el alemán, la demanda de créditos ha sido muy débil. Para los bancos alemanes no es un cambio en el juego porque ya tenían una posición de liquidez desde el inicio”.

En España, el programa de préstamos del BCE es una respuesta cada vez más positiva.

Si bien no se espera que los bancos consigan inmediatamente ofrecer miles de millones de euros de créditos nuevos, la demanda de préstamos está creciendo al tiempo que España se recupera de la peor crisis de deuda de la eurozona, una crisis de la que Alemania ha salido ilesa.

La economía española se está expandiendo a su ritmo más rápido desde 2008 - El año pasado el PIB creció un 3,2 por ciento - y los prestamistas están barajando convertir los créditos existentes del BCE en préstamos nuevos, con tipos preferentes.

El Banco de Sabadell, situado a las afueras de Barcelona, registró que el total de préstamos en bruto a clientes había crecido un 21 por ciento en 2015.

“Los créditos nuevos están empezando a repuntar. Esperamos un crecimiento de las PYME’s de entre un 3 y 4 por ciento en nuestro balance de este año”, dijo Albert Coll, director de relaciones de política bancaria internacional de Sabadell.

Coll estima que el banco podría tomar prestado al menos 21.000 millones de euros a través del programa del BCE, aunque prevé que finalmente sea una cantidad menor.

Por ahora, Coll dice que Sabadell planea transformar unos 5.500 millones de euros de créditos existentes del BCE hacia este nuevo plan, un movimiento que podría ahorrarle unos 30 millones de euros en costes derivados de préstamos.

BANCOS EQUIVOCADOS

El BCE podrá destinar hasta 1,6 billones de euros a través de su sistema de préstamo durante los próximos cuatro años. Analistas de Morgan Stanley estiman que del total, entre 100.000 y 200.000 millones de euros se destinarán principalmente a bancos del sur de Europa.

Gioardano del HVB advirtió de que la medida del BCE no incentivará a los bancos que se encuentren en mejores circunstancias para que expandan su crédito.

“El mayor inconveniente es que no sólo los bancos buenos están teniendo liquidez, sino también los malos”, añadió.

Los banqueros coinciden en que los prestamistas del sur de Europa - los situados principalmente en España, Italia y Portugal - son los claros ganadores del programa, particularmente pequeños prestamistas en estos países.

JPMorgan pronostica que los bancos españoles e italianos verán un aumento de sus beneficios antes de impuestos en una media del 4 por ciento como resultado de los últimos cambios en política monetaria del BCE.

El hecho de conseguir acceso a más préstamos con tipos a cero por parte del banco central ha reducido las preocupaciones sobre la capacidad de los bancos italianos de financiarse a sí mismos. Las acciones de la banca italiana se han desinflado debido a las preocupaciones sobre los 360.000 millones de euros en créditos dudosos dentro de su sistema.

El giro del BCE hacia unos tipos negativos ha sido también objeto de controversia. Los prestamistas de la eurozona han tenido la opción de pagar para almacenar dinero en el BCE o la de reservar el dinero en efectivo y pagar por seguridad, seguros y caja fuerte.

HVB y Sabadell dicen que por ahora no tienen más remedio que continuar manteniendo el dinero en el banco central debido a los gastos que genera.

Otras entidades financieras se encuentran buscando otras alternativas.

El banco de Munich dijo la semana pasada que estaba experimentando un almacenamiento de un monto de millones de euros de dinero en efectivo en sus cajas, diciendo que la decisión refleja la “gravedad” del problema de los tipos negativos.

Los prestamistas también se resisten a correr con los gastos de mantener depósitos de clientes en el BCE. HVB y Sabadell dijeron que no trasladarán a sus clientes los tipos negativos.

En Alemania, sin embargo, algunos clientes no están teniendo oportunidades, con las cajas de ahorros informando de un rebote de la demanda de depósitos seguros.

Información de Arno Schuetze and Jesús Aguado; Escrito por Rachel; Armstrong; Editado por Janet McBride; Traducido por Ana Vicario

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below