17 de marzo de 2016 / 13:08 / hace 2 años

El estancamiento político apunta a trabas en la recuperación

MADRID (Reuters) - El estancado panorama político está comenzando a socavar la recuperación económica, elevando la posibilidad de una ralentización que el país no se puede permitir si se eterniza el bloqueo entre los líderes políticos para formar gobierno.

El estancado panorama político está comenzando a socavar la recuperación económica, elevando la posibilidad de una ralentización que el país no se puede permitir si se eterniza el bloqueo entre los líderes políticos para formar gobierno. En la imagen, el jefe de la franquicia Beer Shooter Ricardo Gil talks en el bar de cerveza artesanal local e importada en Madrid, España, el 15 de marzo de 2016. REUTERS/Juan Medina

El empeoramiento desde inicio del año en la confianza de los consumidores, que había apuntalado la recuperación junto con la creación de empleo, es sólo una de las señales que preocupan a los negocios mientras las formaciones políticas de izquierda y derecha no logran acordar la creación de un nuevo Gobierno.

Incluso los bares lo han notado.

“Muchos de los clientes habituales que venían prácticamente todas las semanas y que se tomaban cinco o seis cervezas no están viniendo tan a menudo y se toman una o dos y se van”, dijo Ricardo Gil, que vende cerveza artesanal en un bar del acaudalado distrito madrileño de Chamberí.

Sus beneficios en febrero y marzo han sido mucho peores que lo que esperaba tras un excelente mes de enero.

El bloqueo político se acerca ahora a los tres meses, tras un resultado muy fragmentado en las elecciones del 20 de diciembre.

El pacto entre el Partido Socialista y el partido regeneracionista de centro Ciudadanos fracasó en su intento de investir presidente al socialista Pedro Sánchez, mientras que el conservador Partido Popular (PP), que gobierna en funciones y obtuvo la mayoría de los votos en los comicios, sigue sin obtener apoyos suficientes.

Los economistas dicen que el impacto en la economía a causa de la incertidumbre política es difícil de determinar, y que el país parece abocado a unas nuevas elecciones en junio.

Hay mucho en juego. España sufrió una crisis económica entre 2008 y 2013, entrando y saliendo de la recesión antes de que se asentase la recuperación. Millones de españoles perdieron su empleo y el Gobierno realizó profundos e impopulares recortes en el gasto público para mantener el déficit bajo control.

La crisis ha ayudado a cambiar la tradicional dinámica política de los dos grandes partidos para favorecer a nuevas formaciones como Podemos y Ciudadanos.

El paro está bajando -aunque sigue por encima del 20 por ciento- y mantener la recuperación será clave para controlar el déficit. En el segundo trimestre de este año, las señales de mayor preocupación entre hogares e inversores podrían ser más nítidas.

“La información que nos va llegando de las sucursales desde diciembre es que los clientes son algo más cautos a la hora de comprar un coche o una casa”, dijo Ángel Ron, presidente de Banco Popular, a Reuters.

Federico Vázquez, que posee una pequeña empresa de construcción especializada en infraestructuras en aeropuertos, dijo que ninguno de los proyectos públicos o privados de más de un millón de euros en su radar han sido concedidos en los últimos dos a tres meses.

“Hay muchas inversiones comprometidas, pero parece que nadie quiere firmar nada gordo”, dijo Vázquez.

Los analistas de BBVA predicen que la incertidumbre pueda comerse hasta 0,5 puntos porcentuales de su tasa prevista de crecimiento de un 2,7 por ciento para España en 2016. La economía española creció un 3,2 por ciento el pasado año, su mayor tasa en ocho años.

EL EMPLEO CENTRA LA ATENCIÓN

El impacto de las inversiones paradas en el empleo es difícil de cuantificar y por el momento es anecdótico.

Gil, el dueño del bar, planeaba abrir una franquicia de BeerShooter en Madrid cada seis meses tras lanzar la suya en junio. Pero ahora se mantiene a la espera hasta que el Gobierno se forme y tenga más visibilidad sobre asuntos como los impuestos.

“La tendencia política me tiene sin ningún cuidado”, dijo Gil. “Necesito tener reglas claras”, añadió.

Aeropuertos Obra Civil S.A., de Vázquez, podría compensar la ralentización en España con contratos en el exterior. Otros tendrían menos fortuna a medida que el bloqueo alcance a los proveedores.

Alejandro Tato, que alquila hormigoneras y maquinaria de construcción, ya ha visto lo que puede ocurrirle a su negocio en el tiempo entre dos gobiernos.

Habitualmente colabora con una constructora que trabaja con el Ayuntamiento de Madrid, pero dice que su cartera de proyectos se ha secado desde las elecciones municipales de mayo, cuando la candidata de Ahora Madrid Manuela Carmena, apoyada por Podemos, acabó con 24 años de poder municipal del PP.

Tuvo que prescindir de su único empleado el pasado mes tras un descenso cercano al 40 por ciento interanual en sus ventas de febrero.

El ritmo de creación de empleo se moderó en febrero al 3,0 por ciento interanual desde el 3,2 por ciento de enero, según datos del Ministerio de Empleo, aunque los economistas apuntan a una ralentización en agricultura al término de la campaña olivarera.

SITUACIÓN MIXTA

El Gobierno del PP prevé que el crecimiento apenas se ralentice entre enero y marzo respecto al crecimiento del 0,8 por ciento del trimestre anterior.

Los consumidores parecieron deshacerse de su cautela en la temporada de rebajas de enero, y las ventas de nuevos vehículos subieron en enero y febrero.

España, gracias al colchón de la compra de activos del Banco Central Europeo, también debería poder evitar cualquier alza en los costes de financiación pública, en un momento en el que los inversores están centrados en la ralentización china y las sombrías perspectivas de crecimiento global.

Otros datos son menos alentadores. La venta de viviendas bajó en enero en base interanual por primera vez en 16 meses, según datos del INE, mientras que los sondeos inmobiliarios mostraron un estancamiento de los precios del alquiler en febrero.

“No hay duda de que el bloqueo político tendrá un efecto”, dijo Fergus McCormick, jefe de ratings soberanos de DBRS, que mencionó el ritmo perdido de las reformas como una de las preocupaciones.

Los sondeos de opinión muestran que unas nuevas elecciones probablemente darían un resultado similar al de diciembre.

“Necesitamos un gobierno ahora”, dijo el constructor Vázquez.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below