6 de noviembre de 2015 / 14:16 / en 2 años

España aprueba el marco de resolución bancaria europea

MADRID (Reuters) - El Gobierno español aprobó el viernes el mecanismo que regulará la recuperación y resolución de entidades financieras en el marco de la unión bancaria europea con la intención de reforzar la protección de los depositantes y evitar el uso de fondos públicos.

El Gobierno español aprobó el viernes el mecanismo que regulará la recuperación y resolución de entidades financieras en el marco de la unión bancaria europea con la intención de reforzar la protección de los depositantes y evitar el uso de fondos públicos. En la imagen, el ministro de Economía, Luis de Guindos, llega a una reunión con sus homólogos de la zona euro, en Bruselas el 11 de julio de 2015. REUTERS/Eric Vidal

Las aportaciones de los bancos para eventuales cierres, actualmente a través del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), se canalizarán también al Fondo de Resolución en virtud de la normativa de la unión bancaria europea y tendrán en cuenta el perfil de riesgo de las entidades.

Fuentes de Economía explicaron que las aportaciones de la banca no variarán sustancialmente desde las actuales, repartiendo los esfuerzos entre los dos fondos.

Las mismas fuentes señalaron que desde la entrada en vigor del nuevo sistema, el próximo 1 de enero de 2016, hasta el año 2024, el objetivo es que el Fondo de Reestructuración alcance al menos 5.300 millones de euros, mientras que las aportaciones al FGD habrían de sumar alrededor de 6.400 millones de euros.

El estatal Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) se convierte en la autoridad nacional en la materia y calculará las cantidades a aportar al fondo de resolución teniendo en cuenta el tamaño y el perfil de riesgo de las entidades.

Una entidad con la actividad centrada en derivados, por ejemplo, deberá aportar más a la hucha para eventuales quiebras que otra con centrada en negocio minorista.

El Real Decreto, que regula el procedimiento de intervención temprana de entidades para evitar cierres traumáticos, establece que los depósitos de 100.000 euros no estarán ya sujetos a absorción de pérdidas en caso de resolución y tendrán preferencia de cobro mediante la mutialización de los costes a través del Fondo Único de Resolución Europeo.

La nueva norma, enmarcadao en el fondo único europeo que mutualizará los costes de las resoluciones entre los países de la eurozona, implica que los accionistas y algunos inversores serán los primeros en afrontar las pérdidas para tratar de proteger a los contribuyentes y evitar costes en las arcas públicas.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below