26 de septiembre de 2015 / 8:44 / hace 2 años

Yellen vuelve a Washington, pero siguen sin responder preguntas sobre su salud

AMHERST/SAN FRANCISCO, EEUU (Reuters) - La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, regresó el viernes a Washington, un día después de recibir atención médica de emergencia tras un discurso en el que pareció perder la concentración y que tuvo problemas para terminar.

La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, regresó el viernes a Washington, un día después de recibir atención médica de emergencia tras un discurso en el que pareció perder la concentración y que tuvo problemas para terminar. En la imagen, Yellen hace una pausa al finalizar su discurso en la Universidad de Massachusetts , el 24 de septiembre de 2015. REUTERS/Mary Schwalm

Un portavoz de la Fed dijo que no comentaría sobre si Yellen planea ver a un médico para que la revise y que no ahondará en la declaración sobre su salud que se emitió en la víspera, cuando se informó que sintió una deshidratación tras hablar por más de una hora en la Universidad de Massachusetts en Amherst. [ID:nL1N11U36T]

Yellen, de 69 años, quien recibió los cuidados médicos en una sala privada fuera del escenario, participó tras el incidente en una cena con el canciller de la universidad y otros enviados especiales.

Se mostró bien y conversadora, según una persona que participó en la cena. Un portavoz de la Fed dijo que Yellen se sintió bien tras el incidente.

Yellen es la persona más poderosa de las finanzas mundiales y la preocupación por su salud llega en un momento clave para la Fed, que ha estado debatiendo cuándo subirá los tipos de interés en Estados Unidos por primera vez en casi una década.

El discurso de Yellen fue el primero desde que la semana pasada el banco central decidió posponer un muy anticipado despegue de los “tipos”.

“Si me preguntan, es preocupante”, dijo el doctor Andrew Stemer, un profesor asistente de neurología y radiología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Georgetown.

Sin embargo, agregó que es difícil ofrecer un diagnóstico sin exámenes de laboratorio o la historia médica: “Quiero ser cuidadoso y no especular sobre cosas que no conozco”.

El presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, dijo que el banco central estaba bien preparado en el caso de que su jefe por alguna razón no pudiese seguir realizando sus labores.

La Fed “tiene mucha gente con talento así que podremos seguir adelante muy bien si hay problemas graves”, dijo Bullard el viernes a periodistas.

Si un presidente de la Fed queda incapacitado, el vicepresidente, en este caso el ex presidente del Banco de Israel Stanley Fischer, se haría cargo del consejo de gobernadores.

Dependiendo de cuánto tiempo la presidenta estuviese alejada, William Dudley, presidente de la Fed de Nueva York y vicepresidente del Comité Federal de Mercado Abierto, presidiría temporalmente el grupo que se encarga de la política monetaria hasta que éste elija a un jefe.

“Puede ser un poco inquietante para los mercados financieros si ocurre, pero creo que el hecho de que Fischer es bien conocido y muy respetado podría limitar la volatilidad que podría traer una sucesión”, dijo Michael Feroli, economista jefe de JPMorgan en Estados Unidos y ex funcionario de la Fed.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below