24 de septiembre de 2015 / 9:59 / hace 2 años

Clientes y concesionarios piden a Volkswagen actuar rápido en el escándalo

Volkswagen deberá actuar rápido y llamar a revisión y reequipar los modelos manipulados para aprobar las pruebas de emisiones estadounidenses, como forma de reducir el impacto a largo plazo en su reputación, dijeron los colectivos de concesionarios y de protección al consumidor. En la imagen, un concesionario de Volkswagen en San Diego, California, el 23 de septiembre de 2015. REUTERS/Mike Blake

FRÁNCFORT/BERLÍN (Reuters) - Volkswagen deberá actuar rápido y llamar a revisión y reequipar los modelos manipulados para aprobar las pruebas de emisiones estadounidenses, como forma de reducir el impacto a largo plazo en su reputación, dijeron los colectivos de concesionarios y de protección al consumidor.

“Para recuperar la confianza, Volkswagen necesita indemnizar a todos los consumidores afectados por este daño”, declaró Klaus Mueller, director de la Federación de Organizaciones del Consumidor alemanas.

“La compañía deberá, ya sea adaptar todos los vehículos afectados o dar a cada cliente forma individual la posibilidad de reconvertir el suyo”, añadió.

El fabricante alemán ha reservado 6.500 millones de euros para ayudar a cubrir los costes de esta crisis y confirmó que 11 millones de sus vehículos repartidos por todo el mundo podrían estar afectados. Sin embargo, todavía no se ha ordenado una revisión de los mismos, ni se ha especificado qué modelos están implicados.

Varios abogados en Estados Unidos ya han emprendido acciones legales colectivas en favor de muchos de sus dueños.

Ernst-Robert Nouvertne, propietario de los concesionarios de Volkswagen en la ciudad alemana de Solingen, dijo que la rapidez con la que la compañía repare los vehículos afectados será determinante para tranquilizar a los consumidores, añadiendo que un gran número de personas les ha contactado ya para recibir más información sobre el asunto.

“Los clientes están preocupados. Esto no pasará sin consecuencias. Algunos de ellos podrían cambiarse a un automóvil de gasolina”, dijo Nouvertne, que no obstante indicó que Volkswagen debería estar blindado por la lealtad de sus clientes, al menos en su propio país.

En este sentido, Sven Rothluebbers escribió en la página de Facebook del fabricante alemán: “VW deberá rendir cuentas completamente, pero por favor no olviden que Volkswagen ha provisto a Alemania de grandes coches, trabajos y compromisos sociales durante más de 70 años”.

Steve Young, director gerente de ICDP, empresa de investigación de la industria automotriz, dijo que la experiencia de otras marcas sobre la revisión de vehículos muestra que este hecho podría proporcionar mayor volumen de negocio para los concesionarios.

Young hizo hincapié en cómo Toyota Motor Corp había llamado a revisión a millones de vehículos desde 2009 debido a las denuncias de varios clientes por acelerarse de forma repentina.

“Depende de lo bien que se gestione el proceso... en el caso de Toyota en EEUU, los distribuidores de la marca japonesa tuvieron la posibilidad de reengancharse con sus clientes”, explicó Young y añadió que “si el concesionario maneja bien la situación, podría ayudar a sus clientes a utilizar la compensación para cambiar a un vehículo de gasolina y vender su modelo diesel a alguien que sepa con claridad lo que está comprando”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below