9 de septiembre de 2015 / 15:20 / hace 2 años

La economía griega se encamina a otra recesión de cara a las elecciones

ATENAS (Reuters) - Con una deflación atrincherada, una base industrial en declive y un difícil rescate que cumplir, la economía de Grecia se encamina a otra caída en medio de un escenario en el que incluso aquellos que tienen trabajo son más pobres que nunca desde 2001.

Con una deflación atrincherada, una base industrial en declive y un difícil rescate que cumplir, la economía de Grecia se encamina a otra caída en medio de un escenario en el que incluso aquellos que tienen trabajo son más pobres que nunca desde 2001. En la imagen, un tendero coloca su local en Atenas, el 28 de agosto de 2015. REUTERS/Stoyan Nenov

Debido a ese sombrío panorama, los líderes de los principales partidos, en campaña para lo que parecerían ser unas reñidas elecciones el 20 de septiembre, han usado la economía sólo como un arma política.

Alexis Tsipras, ex primer ministro y líder del partido de izquierda Syriza, prometió luchar para mejorar los términos del tercer rescate griego que aceptó a regañadientes en julio y admitió que afectará a la economía.

Su principal rival, el conservador Vangelis Meimarakis, del partido Nueva Democracia, culpó al ex primer ministro por llevar la economía hacia una nueva recesión, una táctica que dio impulso a sus niveles de aprobación en los sondeos de opinión.

Pero ambos candidatos han estado empatados en las encuestas, lo que sugiere que los votantes tienen poca esperanza de una mejora sin importar quién gane.

“No veo ningún alivio a corto plazo, cualquiera sea el resultado”, dijo Costas Mallatos, de 42 años y que trabaja en el departamento de reclamaciones de una aseguradora en Atenas.

“Igualmente me pesarán los impuestos que he estado pagando y temo que el desempleo suba. Los empleadores están intentando recortar costes, así es la vida bajo los rescates”, agregó.

La economía se expandió un 0,9 por ciento entre abril y junio, el único trimestre completo del Gobierno de Tsipras, mientras que el gasto del consumidor y las exportaciones subieron.

Pero los economistas dicen que el Producto Interior Bruto (PIB) se revertirá en breve.

“Esperamos que la economía caiga (este año) un poco menos del 2 por ciento”, dijo Angelos Tsakanikas, economista del grupo IOBE el miércoles, después de que los datos mostraran que la producción industrial cayó por segundo mes consecutivo en julio y agosto fue en la medida interanual el mes 30 seguido de deflación.

Entre otros factores que afectan al crecimiento figuran los controles de capital, impuestos en julio cuando los bancos estuvieron cerrados por una semana, y el rescate por 86.000 millones de euros implicará nuevos impuestos y recortes de las jubilaciones.

Tras un crecimiento mínimo en el tercer trimestre, Tsakanikas espera que la economía se contraiga nuevamente en el cuarto y se verán nuevas caídas para 2016.

Eso señala un regreso a un período de recesión como la que afectó al país entre 2008 y 2014 y es un mal augurio para una tasa de desempleo que, con un 25 por ciento en mayo, ya es la más alta en Europa.

“No hay creación de empleo (...) La tasa de desocupación aumentará cuando desaparezca el impulso temporal por el turismo”, dijo Tsakanikas, quien predijo un aumento a un 28 por ciento.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below