31 de agosto de 2015 / 14:01 / en 2 años

Los ganaderos lácteos sufren un duro despertar en un mercado sin cuotas

Los ganaderos lácteos europeos, atrapados por una caída del mercado mundial tras salir de un sistema de cuotas que estuvo 30 años en vigor, tienen pocas opciones más que mantener la producción a total capacidad, esperando una recuperación de los precios internacionales el año que viene. En la imagen, dos terneras se muerden en una granja cerca de Birmingham el 11 de agosto de 2015. REUTERS/Darren Staples

PARÍS (Reuters) - Los ganaderos lácteos europeos, atrapados por una caída del mercado mundial tras salir de un sistema de cuotas que estuvo 30 años en vigor, tienen pocas opciones más que mantener la producción a total capacidad, esperando una recuperación de los precios internacionales el año que viene.

Los precios que se pagan a los ganaderos de la UE por la leche han caído un 20 por ciento desde el año pasado a 30 céntimos el litro de media, por lo que algunas explotaciones están operando por debajo de los costes de producción y la situación está frustrando los planes de los ganaderos y productores de lácteos que ampliaron capacidad antes del fin de las cuotas lácteas en abril.

El fin de los límites de producción en la Unión Europea ha contribuido a un exceso de suministro mundial justo mientras la demanda ha caído por el embargo de Rusia, habitualmente el mayor comprador de queso de la UE, y un descenso en las importaciones de productos lácteos en China.

“La retirada de las cuotas no pudo haber llegado en un peor momento”, dijo Ian Macalpine, presidente de la Real Asociación de Ganaderos Lácteos Británicos.

El descenso de precios ha revivido los recuerdos de una anterior caída en 2009 que vio cómo algunos ganaderos tiraban la leche en vez de venderla.

Las protestas se han extendido por toda Europa este verano - los ganaderos españoles están llevando a cabo una marcha a pie por parte de la geografía española que acabará el 4 de septiembre en Madrid - y ha habido acciones en supermercados en Reino Unido, Francia y Alemania, el mayor productor europeo y partidario de la supresión de las cuotas.

“Europa es un gran lugar para producir leche, no querrías dejar de producir leche aquí, pero los ganaderos tendrán difícil lidiar con la volatilidad”, dijo Kevin Bellamy, analista lácteo en Rabobank.

Los grupos de ganaderos piden algún tipo de nueva regulación de la producción, mientras países como Francia apoyan un aumento de la intervención pública en los precios a los que se vende para almacenamiento.

La Comisión Europea ya ha ampliado las ayudas para el sector ganadero, incluyendo el lácteo, dañado por el veto ruso a la importación de productos occidentales, y podrían llegar más medidas en una reunión el 7 de septiembre de ministros de Agricultura de la UE.

Los ministros del ramo de Francia, España, Portugal e Italia plantearán, entre otras medidas, que se revisen al alza los precios de intervención de la leche desnatada en polvo.

Pero el comisario de Agricultura de la UE, Phil Hogan, dijo que la situación “no tenía nada que ver” con la de 2009 y advirtió en contra de deshacer las reformas del mercado.

“Las cuotas lácteas han desaparecido y lo han hecho para siempre”, dijo.

VIVIR CON VOLATILIDAD

La mayor explotación láctea irlandesa, Glanbia, dijo recientemente que esperaba que los precios continuaran débiles el próximo año, un punto de vista compartido por los analistas.

La recuperación de mínimos de 12 años en los precios globales de referencia de la leche probablemente provenga de una reducción de la producción en Nueva Zelanda, donde los ganaderos afrontan caídas de precios más pronunciadas que Europa y al regreso de los compradores chinos tras acabar con stocks, según analistas.

Mientras, las explotaciones menos sólidas financieramente podrían tener que recortar la producción o cesarla totalmente, sobre todo en las regiones del sur y este de Europa que tienen menos cabezas de ganado y menos terrenos de pasto.

Pero en el corazón lácteo de la UE, desde Irlanda a Alemania, es poco probable que los ganaderos varíen el rumbo ya que recientemente añadieron capacidad e hicieron provisiones para las multas de la denominada supertasa, por varios cientos de millones de euros, por superar la cuota en 2014/15.

Y algunos productores continúan siendo optimistas dada la demanda a largo plazo en los mercados emergentes, parte de la razón por la que la UE acabó con las cuotas.

“Los precios bajos sólo son ley de vida. Se trata de volatilidad”, dijo Rene van Buitenen, portavoz de la federación holandesa de productores lácteos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below