12 de julio de 2015 / 11:29 / hace 2 años

Los líderes europeos piden a Grecia que haga más para lograr el rescate

BRUSELAS (Reuters) - Los líderes de la zona euro dijeron a una Grecia casi en quiebra en una cumbre de emergencia celebrada el domingo que debía restablecer la confianza mediante la aprobación de reformas claves antes de iniciar las negociaciones sobre un nuevo rescate financiero para seguir en el área de la moneda única.

Los líderes de la zona euro dijeron a una Grecia casi en quiebra en una cumbre de emergencia celebrada el domingo que debía restablecer la confianza mediante la aprobación de reformas claves antes de iniciar las negociaciones sobre un nuevo rescate financiero para seguir en el área de la moneda única. En la imagen, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y el viceprimer ministro, John Dragasakis, llegan en coche a la cumbre de Bruselas el 12 de julio de 2015. REUTERS/Philippe Wojazer

El primer ministro izquierdista Alexis Tsipras tendrá que llevar las leyes al Parlamento a partir del lunes para convencer a sus 18 socios en la unión monetaria de que liberen fondos de forma inmediata para evitar una bancarrota del Estado griego y comenzar las negociaciones sobre un tercer programa de rescate.

Algunas leyes tendrán que ser aprobada antes del miércoles y todo el paquete respaldado por el Parlamento antes de que las conversaciones pueden comenzar, dijo un ministro.

Tsipras dijo a su llegada a Bruselas que quería “otro compromiso honesto” para mantener unida a Europa.

“Podemos llegar a un acuerdo esta noche si todas las partes quieren”, dijo.

Pero la canciller alemana, Angela Merkel, cuyo país es el mayor contribuyente a los rescates de la zona euro, dijo que aún no se daban las condiciones para iniciar las negociaciones, sonando cauta en deferencia a una creciente oposición en su país a dar más ayuda a Grecia.

“La divisa más importante se ha perdido y es la confianza”, dijo a los periodistas. “Eso significa que vamos a tener conversaciones difíciles y no habrá un acuerdo a cualquier precio”.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, canceló una cumbre prevista de los 28 líderes de la UE que habría sido necesaria en caso de una salida de Grecia de la moneda única, y dijo que los líderes de la zona euro seguirían hablando “hasta que concluyamos las conversaciones sobre Grecia”.

Los ministros de Finanzas del Eurogrupo finalizaron una reunión interrumpida después de nueve horas de enconado debate el sábado por la noche sin una recomendación firme sobre la solicitud de Grecia de un préstamo de tres años basado en las propuestas de reforma que Tsipras envió el jueves.

Un documento Eurogrupo visto por Reuters dijo que Grecia debía aprobar leyes para cambiar el IVA y su sistema de pensiones, reformar la normativa sobre quiebras y reforzar la independencia de su oficina de estadísticas antes de que las conversaciones de rescate puedan incluso comenzar.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem dijo que aunque los ministros habían hecho avances, se dejaron un par de grandes temas para que los resolvieran los líderes.

“El Eurogrupo ... llegó a la conclusión de que todavía no existe la base para iniciar las negociaciones sobre un nuevo programa”, dijo el documento enviado a los líderes nacionales.

“Sólo después de la aplicación legal de las medidas antes mencionadas pueden comenzar las negociaciones sobre el memorando de entendimiento, sujetas a los procedimientos nacionales”, dijo, en referencia a la autorización de parlamentos nacionales en países como Alemania.

El borrador dijo que Grecia necesitaba 7.000 millones de euros antes del 20 de julio, cuando debe hacer un pago crucial de bonos al Banco Central Europeo, y un total de 12.000 millones de euros antes de mediados de agosto, cuando vence otro pago al BCE.

No dijo cómo se cumplirían esas necesidades, y responsables de la UE dijeron que los ministros de Finanzas habían sido incapaces de ponerse de acuerdo sobre financiación de emergencia.

¿GREXIT TEMPORAL?

Varios países de línea dura expresaron su apoyo a un documento del Gobierno alemán que recomendaba que Grecia abandonara cinco años la zona euro si no aceptaba y aplicaba rápidamente condiciones mucho más duras, como bloquear bienes del Estado que serán privatizados en un fideicomiso independiente para pagar la deuda.

Pero el presidente francés, François Hollande, el aliado más fuerte de Grecia en la zona euro, rechazó la idea, diciendo que eso supondría deshacer peligrosamente la integración de la UE.

“No existe tal cosa como un Grexit temporal, sólo hay un Grexit o ningún Grexit. Es Grecia en la zona euro o Grecia no en la zona euro. Pero en ese caso se trata de Europa, que da marcha atrás y ya no avanza y yo no quiero eso”, declaró.

El debate entre los ministros de Finanzas se caldeó tanto que el presidente del Eurogrupo decidió aplazar el encuentro a medianoche y reanudar las conversaciones a las once de la mañana para permitir que los ánimos se enfriaran.

Los ministros acordaron en principio buscar formas de aliviar la carga de la deuda de Grecia mediante la extensión de los vencimientos de préstamos y otras medidas sin llegar a una “quita”, siempre que Atenas ponga en marcha primero las reformas.

En un momento del debate sobre la sostenibilidad de la deuda, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, espetó al presidente del BCE, Mario Draghi: “No soy estúpido”, dijo una persona conocedora del encuentro. Schaeuble también chocó con el jefe del fondo de rescate de la zona euro, Klaus Regling, sobre si Grecia podría permitirse el lujo de pagar su deuda o no, dijo otra fuente.

GRIEGOS VEN HUMILLACIÓN

El nuevo ministro de Finanzas de Grecia, Euclides Tsakalotos, guardó silencio en público, pero la reacción entre diputados del partido de izquierda radical Syriza de Tsipras, aún dolidos por tener que tragar con medidas de austeridad a las que se habían opuesto, fue furiosa.

    “Lo que está en juego aquí es un intento de humillar a Grecia y a los griegos, o de derrocar al gobierno de Tsipras”, dijo Dimitrios Papadimoulis, un miembro de Syriza del Parlamento Europeo, a Mega TV.

Con los bancos cerrados durante las últimas dos semanas, las retiradas de efectivo racionadas y la economía al borde de un abismo, algunos griegos en las calles de Atenas descargaban su indignación contra Merkel y Schaeuble.

     “Lo único que me importa es no ser humillados por Schaeuble y el resto de ellos”, dijo Panagiotis Trikokglou, un trabajador de 44 años del sector privado.

Grecia ya ha tenido dos rescates por valor de 240.000 millones de euros de los países de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional, pero su economía se ha contraído en una cuarta parte desde que comenzó la crisis, el desempleo se ha disparado por encima del 25 por ciento y uno de cada dos jóvenes está sin trabajo.

Fuentes alemanas dijeron que Schaeuble, Merkel y el vicecanciller socialdemócrata Sigmar Gabriel habían acordado una división del trabajo para obligar a Grecia a aceptar condiciones más duras o salir de la zona de la moneda temporalmente.

Sin embargo, economistas dijeron que la idea de una salida temporal significaba probablemente la expulsión de Atenas de la unión monetaria europea al final.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below