1 de julio de 2015 / 11:09 / en 2 años

Tsipras, dispuesto a aceptar con condiciones el rescate; los acreedores, escépticos

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha escrito a los acreedores internacionales diciendo que Grecia aceptaría la oferta de rescate publicada el 28 de junio si se introducen algunos cambios, pero Alemania afirmó que la misiva llegaba demasiado tarde y no tenía suficiente alcance. En la imagen, el director de un banco trata de explicar la situación a cientos de pensionistas que hacen cola ante una sucursal bancaria en Atenas, el 1 de julio de 2015.Yannis Behrakis

ATENAS (Reuters) - El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha escrito a los acreedores internacionales diciendo que Grecia aceptaría la oferta de rescate publicada el 28 de junio si se introducen algunos cambios, pero Alemania afirmó que la misiva llegaba demasiado tarde y no tenía suficiente alcance.

A cambio, Atenas quiere un préstamo de 29.000 millones de euros para cubrir la totalidad de los pagos de deuda que tiene que hacer en los próximos dos años.

En la carta, vista por Reuters, Tsipras pide mantener la reducción fiscal para las islas, retrasar una reforma de las pensiones unos meses y recortes en el gasto militar.

"Como apreciarán, nuestros cambios son concretos y respetan plenamente la solidez y credibilidad del diseño del programa general", dijo el líder de Syriza en la carta.

Tras conocerse el contenido de la carta, un responsable del Gobierno griego dijo que Tsipras realizará una comparecencia pública en breve.

Los ministros de finanzas de la eurozona tienen previsto hablar de la solicitud griega en una teleconferencia a las 1530 GMT, pero la primera reacción de ministros y altos cargos fue que el texto contenía elementos que serían difíciles de aceptar.

Aunque con fecha 30 de junio, llegó después de que los 19 ministros del Eurogrupo hubieran concluido la teleconferencia del martes por la noche y de que expirara el rescate internacional del país a medianoche, cuando incumplió un pago de deuda con el FMI, dijeron responsables de la eurozona.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, dijo que la carta llegaba demasiado tarde y no aportaba claridad, no habiendo base para negociaciones serias ahora.

Cualquier negociación sobre un nuevo programa tendría que comenzar de cero con diferentes condiciones, dijo en rueda de prensa en Berlín.

La carta de Tsipras contenía sólo una referencia incompleta a la reforma laboral, que era una de las demandas de los acreedores para hacer más competitiva la economía griega.

"El nuevo marco será legislado en el otoño de 2015", dijo sin decir qué medidas contendría.

El Gobierno de izquierdas de Tsipras quiere restaurar los derechos de negociación colectiva de reformas anteriores y se opone a la exigencia de hacer más fácil los despidos colectivos en el sector privado.

Tsipras se mostró de acuerdo a aplicar de inmediato una serie de medidas recomendadas por la Organización para la cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para aliviar facilitar hacer negocios y abrir sectores empresariales cerrados.

La carta no hizo mención a las privatizaciones, que el Gobierno de Tsipras interrumpió al asumir el cargo y que sigue siendo un tema difícil en la negociación.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below