16 de octubre de 2014 / 10:49 / en 3 años

El Ibex-35 cierra en mínimos del año, aunque suaviza caídas al cierre

MADRID (Reuters) - La bolsa española suavizó el jueves por la tarde las caídas en un mercado muy nervioso y volátil, altamente sensible a las últimas inquietudes sobre el ciclo económico y con un nuevo registro mínimo del año al cierre.

Tras iniciar la sesión incluso con tímidas subidas, ha bastado un ligero empeoramiento en los futuros americanos para que el selectivo español y el resto de bolsas europeas entrara en modo pánico a media sesión y llegara a perder más de un 4 por ciento durante la mañana. En la imagen de archivo, un operador en la Bolsa de Madrid el pasado 31 de julio. REUTERS/Juan Medina

Como muestra de la volatilidad, el índice se movió en un rango de casi 600 puntos durante la sesión y, pese a perder la víspera un 3,6 por ciento cerró con baja del 1,7 por ciento aunque a lo largo de la sesión llegó a caer un cinco por ciento.

“El mercado ha suavizado al cierre las caídas porque los recientes descensos habían sido excesivos”, dijo Estefanía Ponte, directora de análisis y estrategia de BNP Paribas que atribuyó la mejora a unos datos favorables de actividad económica en Estados Unidos.

La actividad de las fábricas en la zona norte de la costa este de Estados Unidos creció en octubre a un ritmo menor que en septiembre, pero el avance fue ligeramente mejor de lo esperado, mostró un sondeo el jueves.

El Banco de la Reserva Federal de Filadelfia dijo que su índice de actividad manufacturera bajó en octubre a 20,7 desde 22,5 el mes anterior, pero por encima de las expectativas de economistas de una lectura de 20,0.

Al cierre, el Ibex-35 se dejó un 1,72 por ciento a 9.669,7 puntos, nuevo mínimo anual.

Los temores a la desaceleración económica, el retorno del miedo a una crisis en Grecia, los conflictos entre Italia y Francia con Alemania por la senda de estabilización presupuestaria y unos malos datos provenientes de Estados Unidos ha desatado recientemente la tormenta perfecta en las bolsas con los inversores apostando por vender tras cerrar la víspera con la segunda mayor caída del año.

En este escenario de volatilidad, el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán, se situaba al cierre en torno a 140 puntos tras movimientos también muy amplios durante el día.

El Tesoro español colocó el jueves 3.203 millones de euros en deuda a largo plazo, 300 millones menos del objetivo máximo previsto, en un ambiente más tenso en los mercados por la preocupación sobre la economía mundial.

Las pérdidas asolaron todo el selectivo español, con especial énfasis en los valores constructores arrastrados por FCC, que perdió un 4,9 por ciento ante las dificultades de su principal accionista para firmar una refinanciación de deuda clave para el futuro de la sociedad.

También grandes valores como Iberdrola, Repsol, Santander o BBVA arrastraban fuertes pérdidas, superiores al 1,5 por ciento.

Dentro del sector, la banca mediana también acusó la desaceleración. Su máximo exponente fue Banco Popular con un descenso del 3,5 por ciento.

En cambio, Abengoa e IAG destacaron con una subida de entre el 6 por ciento y el 4,754 por ciento.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below