14 de octubre de 2014 / 5:54 / hace 3 años

Evo Morales no planea nuevas nacionalizaciones en Bolivia

LA PAZ (Reuters) - El presidente socialista Evo Morales, que logró un contundente triunfo en las elecciones del domingo en Bolivia, dijo el lunes que no planea nuevas nacionalizaciones en los sectores de hidrocarburos, minero ni bancario y que está dispuesto a fortalecer a las empresas privadas si es necesario.

El presidente socialista Evo Morales, que logró un contundente triunfo en las elecciones del domingo en Bolivia, dijo el lunes que no planea nuevas nacionalizaciones en los sectores de hidrocarburos, minero ni bancario y que está dispuesto a fortalecer a las empresas privadas si es necesario. En la imagen, Morales en una entrevista con Reuters en el palacio presidencial de La Paz, el lunes 13 de octubre de 2014. REUTERS/David Mercado

En una entrevista con Reuters, la primera tras su victoria electoral, Morales, un ex líder cocalero con un encendido discurso antiimperialista, intentó alejar los miedos de algunos empresarios de que Bolivia se embarque en una nueva ola de nacionalizaciones.

Durante casi una década en el poder, el mandatario nacionalizó firmas en sectores clave como hidrocarburos, telecomunicaciones y minería como parte de su modelo de “socialismo originario” que llevó a la economía a crecer a sólidasmente y a sacar a millones de la pobreza.

“Si hay presencia extranjera (en el sector minero) son socios o prestan servicios. Si son socios no son dueños, no hay nada que nacionalizar”, aseguró Morales, apuntando que el sector de la minería privada es el que más dinero aporta al tesoro.

“En la banca nunca hemos pensado en estatizar. Hemos negociado con la banca privada”, agregó.

A pesar de que muchos critican a Morales por el creciente rol estatal en la economía, el mandatario indígena logró mantener durante sus gobiernos una férrea disciplina fiscal que ayudó a traer estabilidad en un país acostumbrado a décadas de vaivenes políticos y económicos.

Sacando provecho del auge de los precios de las materias primas, Morales financió grandes obras de infraestructuras, la construcción de escuelas e instalaciones deportivas.

Pero la tendencia a la baja de los precios de los productos básicos podría dejar a Bolivia, un país muy dependiente de las exportaciones de gas natural, con menos dinero en las arcas. Morales no descartó volver a los mercados de capital el próximo año tras su exitosa emisión de bonos en agosto del año pasado.

“Si necesitamos para otras obras sí vamos a acudir a bonos y a créditos internacionales”, comentó.

Aunque Morales se comprometió a continuar con su modelo socialista y un rol importante del Estado en la economía, tuvo un mensaje más conciliatorio con el sector privado y reconoció que está dispuesto a fortalecerlo.

“Nunca vamos a abandonar nuestros principios y nuestros valores. Dentro de ese marco somos realistas, prácticos. ¿Qué hay que hacer? Si hay que fortalecer las cámaras (de comercio), las empresas privadas, muy bien”, sostuvo el mandatario.

“Mi problema con nuestras privadas es que son tan chiquitas frente a las necesidades del pueblo y del Estado”, agregó.

Durante los últimos tiempos Morales ha tenido que lidiar con muchas protestas sectoriales, además de reclamos por el funcionamiento de la justicia y por mejoras en el sistema de salud pública.

Morales se comprometió el lunes a mantener la cautela en las cuentas públicas.

“Para cuidar la economía a veces hay que enfrentarse con algunos sectores sociales”, sostuvo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below