11 de octubre de 2014 / 18:43 / hace 3 años

Economías del mundo advierten de riesgos globales y llaman a acción audaz

La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, conversa con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, antes de una foto grupal durante las reuniones del otoño boreal del Banco Mundial/FMI en Washington el 11 de octubre del 2014. Los países miembros del Fondo Monetario Internacional dijeron el sábado que se necesita de una acción audaz para impulsar la recuperación económica global e instaron a los gobiernos a tener cuidado de no sofocar el crecimiento al reducir los presupuestos en forma demasiado drástica.Joshua Roberts (UNITED STATES - Tags: POLITICS BUSINESS)

WASHINGTON (Reuters) - Los países miembros del Fondo Monetario Internacional dijeron el sábado que se necesita de una acción audaz para impulsar la recuperación económica global e instaron a los gobiernos a tener cuidado de no sofocar el crecimiento al reducir los presupuestos en forma demasiado drástica.

Sin embargo, Alemania sostuvo que su economía no marcha hacia una recesión y desechó la idea de que se genere una nueva crisis global.

Con la economía japonesa trastabillando, la zona euro en riesgo de recesión y la recuperación estadounidense demasiado débil como para generar un alza en los ingresos, el comité supervisor del FMI dijo que la prioridad es el foco en el crecimiento.

"Varios países enfrentan la perspectiva de crecimiento bajo o en desaceleración, con el desempleo permaneciendo (en un nivel) inaceptablemente alto", declaró el Comité Financiero y Monetario Internacional en nombre de los 188 países miembros del fondo.

El FMI redujo esta semana su pronóstico de crecimiento global 2014 a un 3,3 por ciento desde un 3,4 por ciento, la tercera reducción este año en la medida en que han disminuido las perspectivas para una recuperación sostenible desde la crisis financiera global del 2007-2009, pese a cuantiosas inyecciones de dinero por parte de los bancos centrales del mundo.

El FMI ha indicado a la debilidad en Europa como la mayor preocupación, un sentimiento compartido por muchos funcionarios, economistas e inversores reunidos en Washington para las reuniones de otoño boreal del fondo, que culminarán el domingo.

Funcionarios europeos han intentado disipar el pesimismo.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dijo el sábado que el lastre por el endurecimiento fiscal en la zona euro pasará, mientras que el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble, desechó la idea de que la mayor economía del bloque monetario corra el riesgo de caer en recesión.

"No hay razón para hablar de una crisis en la economía global", afirmó.

El comité del FMI llamó a una flexibilidad en la política fiscal, pero parecía que los esfuerzos por entregar más espacio a Francia para que cumpla con su meta de déficit de la Unión Europea no prosperarían, ante la insistencia por parte de Alemania de que se escriba en piedra un acuerdo sobre rectitud fiscal.

El panel del FMI instó a los países a realizar reformas políticamente difíciles a los mercados laborales y a los sistemas de previsión social para liberar dinero gubernamental e invertirlo en infraestructura para crear empleos y aumentar el crecimiento.

Además, llamó a los bancos centrales a ser cuidadosos a la hora de comunicar cambios en políticas para evitar impactos en mercados financieros.

SE ACUMULAN NUBES DE TORMENTA

Estados Unidos ha tenido un desempeño relativamente brillante en medio de los nubarrones que frenan el crecimiento global y como resultado de ello, los inversores se han volcado hacia el dólar.

Pero, mientras el crecimiento económico se ha recuperado, una floja inflación y un lento avance de los salarios sugieren que la expansión no ofrece un impulso sostenido a la demanda, al tiempo que aumentan las preocupaciones de que la desaceleración global también afecte a la economía estadounidense.

Dos importantes funcionarios de la Reserva Federal destacaron el sábado los crecientes riesgos que enfrenta la economía.

El jefe del Banco de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, dijo que la Fed tendría que lanzar un nuevo programa de compra de bonos si la economía recibe un impacto de alguna crisis.

En tanto, el gobernador de la Fed Daniel Tarullo afirmó que la economía estadounidense enfrenta fuertes problemas -desde el deterioro de la infraestructura hasta una polarizada distribución del ingreso- que podrían debilitar a la demanda en el futuro.

"Estoy preocupado por el crecimiento mundial, existen más riesgos a la baja que al alza", declaró Tarullo en una conferencia del Instituto de Finanzas Internacionales en Washington.

"Otras importantes economías están vacilando o al menos mostrando riesgos que son un poco más a la baja que al alza y esto obviamente es algo en lo que tenemos que pensar para nuestras propias políticas", sostuvo.

Reporte de Krista Hughes y Leika Kihara; reporte adicional de Howard Schneider, Jason Lange, Randall Palmer, Anna Yukhananov y Jan Strupczewski; escrito por David Chance. Editado en español por Patricio Abusleme/Luis Azuaje

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below