6 de octubre de 2014 / 11:14 / hace 3 años

Los gestores de Afinsa, condenados a cubrir un déficit de 1.825 millones

MADRID (Reuters) - Los administradores de Afinsa han sido condenados a cubrir el déficit patrimonial de la sociedad filatélica, cuyo agujero contable ha sido estimado en cerca de 1.825 millones de euros, informó el lunes el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Los administradores de Afinsa han sido condenados a cubrir el déficit patrimonial de la sociedad filatélica, cuyo agujero contable ha sido estimado en cerca de 1.825 millones de euros, informó el lunes el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. En la foto de archivo, carteles con la palabra "sellos" en distintos idiomas en una oficina de Afinsa en Lisboa el 10 de mayo de 2006. REUTERS/Jose Manuel Ribeiro

Los administradores Juan Antonio Cano Cuevas, Carlos de Figueiredo Escribá y Vicente Martín Peña han quedado inhabilitados además durante 15 años a administrar bienes ajenos, representar o administrar a cualquier persona, ejercer el comercio o tener cargo o intervención administrativa o económica en compañías mercantiles o industriales, según la sentencia fechada el 30 de septiembre.

La condena a los tres administradores se basa en que estos contabilizaron incorrectamente las cantidades entregadas por los clientes en virtud de los contratos filatélicos (dado que omitían en las cuentas el compromiso futuro de restituir dichas cantidades) y por la sobrevaloración de los sellos.

El juzgado de lo mercantil número 6 de Madrid ha absuelto al fundador de Afinsa, Albertino de Figueiredo, porque no ha quedado acreditado que ejerciera como administrador en los dos años anteriores a la declaración concursal.

El escándalo de los sellos estalló en 2006, cuando la Fiscalía Anticorrupción presentó sendas querellas contra Afinsa y Forum Filatélico por presuntos delitos contra la hacienda pública, estafa, blanqueo de capitales e insolvencia punible, entre otros, obligando a ambas empresas a declarar el concurso de acreedores y dejando a miles de pequeños ahorradores atrapados.

Las compañías compraban los sellos por una cantidad baja y luego convencían a sus clientes de que invirtieran en ellos a un precio que bien podría haber superado el 1.000 por ciento de su valor, según la Fiscalía Anticorrupción, que acusó a las compañías de operar un negocio tipo piramidal, sin ninguna lógica económica y destinado a fracasar.

Afinsa, que comenzó a funcionar a principios de la década de los años 80 comercializando sellos, facturaba en 2002 alrededor de 543 millones de euros.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below