2 de octubre de 2014 / 13:33 / en 3 años

El BCE comenzará a comprar activos en octubre y mantiene los tipos

NÁPOLES Italia (Reuters) - El Banco Central Europeo esbozó el jueves sus planes para comprar bonos garantizados y paquetes de préstamos al tiempo que mantuvo los tipos de interés en mínimos históricos, dentro de un plan más amplio para alentar a los bancos a prestar más y reforzar la decaída economía de la zona euro.

El Banco Central Europeo esbozó el jueves sus planes para comprar bonos garantizados y paquetes de préstamos al tiempo que mantuvo los tipos de interés en mínimos históricos, dentro de un plan más amplio para alentar a los bancos a prestar más y reforzar la decaída economía de la zona euro. En la image, el presidente del BCE Mario Draghi durante una rueda de prensa en Nápoles, el 2 de octubre de 2014. REUTERS/Remo Casilli

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo en conferencia de prensa que el potencial volumen de compra de activos privados y cédulas hipotecarias podría llegar hasta un billón de euros.

Además, añadió que el banco estaría listo para comenzar el plan de compra de bonos garantizados - basado en las actuales reglas de colaterales o garantías - a mediados de octubre y de préstamos titulizados (ABS) en el cuarto trimestre de 2014.

El programa del BCE tiene un amplio rango de acción para incluir deuda de Grecia y Chipre, dos países con rating en bono basura, bajo la condición de que estos países estén incluidos en un programa formal de ayuda financiera internacional.

“Queremos incluir al mayor número posible, pero con prudencia”, dijo Draghi a periodistas.

Draghi no dio una cifra para los programas, tras una reunión del BCE en un antiguo palacio real rodeado por cientos de manifestantes que protestaban contra la inseguridad laboral, pobreza, desempleo y especulación.

Según un sondeo de Reuters, el BCE compraría un total de 200.000 millones de euros en bonos y activos titulizados (ABS en inglés) en el plazo de un año.[ID:nL6N0RU3D7]

Los programas durarán al menos dos años, dijo Draghi, y junto con los nuevos préstamos del BCE por valor de hasta 400.000 millones de euros a cuatro años a la banca, “estas compras tendrán un impacto considerable en nuestra hoja de balance”.

“Las nuevas medidas apoyarán los segmentos específicos del mercado que juegan un papel clave en la financiación de la economía”, dijo.

El presidente del BCE esbozó los grandes rasgos de este programa tras mantener los tipos de referencia de la eurozona en mínimos históricos del 0,05 por ciento.

La decisión de mantener los tipos sin cambios era ampliamente esperada después de que el BCE los redujera hasta niveles récord a comienzos de septiembre y el presidente del BCE, Mario Draghi, dijera tras la decisión: “Ahora estamos en el límite inferior”.

Asimismo, el BCE mantuvo los tipos de los depósitos en el -0,20 por ciento, lo que significa que los bancos tienen que pagar dinero al BCE si quieren aparcar fondos en el banco central, y el tipo de los préstamos de emergencia (o marginal) en el 0,30 por ciento.

COMPRA DE ACTIVOS

Los mercados reaccionaron el jueves con descensos ante la ausencia de detalles sobre eventuales planes de compra de deuda soberana.

“Draghi no se ha separado del guión y no ha dicho nada de posibles compras de deuda soberana y esto está haciendo mucho daño a los mercados”, dijo Jesús de Blas, analista de Mercagentes.

En Europa, el índice FTEU3 caía un 1,96 por ciento, mientras que en España el Ibex-35 baja un 2,6 por ciento.

Tras una decepcionante acogida inicial a los primeros préstamos a largo plazo ultrabaratos o TLTROs, los esfuerzos del banco central para restablecer el mercado de los préstamos titulizados ha sido el centro de atención.

Muchos ponen en duda que el pequeño mercado de este tipo de deuda en Europa, que algunos analistas dicen que podría ser de 250.000 millones de euros, pueda jugar un papel decisivo en dar la vuelta al crédito en el bloque.

Los ABS son deuda titulizada por los bancos que conceden préstamos a empresas o consumidores para comprar casas, coches o tarjetas de crédito. Luego se venden a otros bancos, pero también crecientemente a aseguradoras, fondos de pensiones o ahora incluso el BCE.

Los bonos garantizados (por ejemplo cédulas hipotecarias, muy comunes entre la banca española) son instrumentos similares pero los activos subyacentes, como los bloques de viviendas, están protegidos de modo que si el banco quiebra, los activos todavía están ahí. Eso los hace más seguros que los ABS, en los que los préstamos subyacentes no están asegurados.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below