for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

Pese a las vacunas, los inversores esperan más de la Fed ante el repunte del virus

NUEVA YORK, 17 nov (Reuters) - Los inversores están sopesando las posibilidades de que la Reserva Federal aumente sus compras de deuda pública estadounidense en las próximas semanas para contrarrestar las consecuencias económicas del resurgimiento de la COVID-19, una intervención que podría revertir el reciente aumento de los rendimientos del Tesoro, que han subido a sus niveles más altos en varios meses.

FOTO DE ARCHIVO: El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, durante una conferencia ante la Comisión de Banca, Vivienda y Urbanismo del Senado de celebrada en Washington D. C., Estados Unidos, el 24 de septiembre de 2020. Drew Angerer/Pool vía REUTERS

La noticia de los últimos días de que dos vacunas contra el coronavirus demostraron una alta eficacia en las pruebas de última fase han alimentado el apetito de riesgo de los inversores, haciendo que los rendimientos, que se mueven de forma inversa a los precios de los bonos, alcancen sus niveles más altos desde marzo y que los mercados bursátiles de Estados Unidos registren máximos históricos.

No obstante, algunos inversores creen que el aumento de los casos de coronavirus puede amenazar la frágil recuperación económica de Estados Unidos, en un momento en que es probable que el nuevo paquete de estímulos fiscales se retrase, cuando faltan meses para que llegue un acceso generalizado a una vacuna. Estados Unidos registró más de 1 millón de nuevos casos de COVID-19 la semana pasada.

Esa combinación de factores negativos podría empujar al banco central a aumentar su apoyo, según algunos inversores, a pesar de que las compras de activos ya se encuentran en niveles récord y la Reserva Federal no ha indicado que tenga la intención de aumentarlas en su próxima reunión de dos días sobre política monetaria, que se celebrará el 15 y 16 de diciembre. El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, hablará el martes por la tarde, y los inversores escucharán atentamente para conocer la opinión de la Reserva Federal.

Steve Englander, jefe de análisis de divisas del G10 y de estrategia macroeconómica de Norteamérica para Standard Chartered, cree que la Reserva Federal puede sorprender a los mercados aumentando sus compras de activos a 120.000 millones de dólares al mes antes de la reunión de diciembre si parece que el aumento de los casos de COVID-19 está pesando en la economía.

La Reserva Federal ha comprado al menos 80.000 millones de dólares al mes desde el comienzo de la pandemia.

La Reserva Federal “puede sentir que necesita actuar, aunque espera que llegue la vacuna”, dice Englander. “Parece que habrá un período de dos o tres meses antes de que la vacuna esté disponible de forma generalizada que parece que será muy, muy doloroso”.

Un aumento en la compra de bonos probablemente arrastraría el rendimiento de referencia del Tesoro a 10 años a la parte bajo de su horquilla de movimientos entre el 0,5% y el 1%.

La Reserva Federal también podría verse obligada a modificar sus compras de bonos del Tesoro si las noticias positivas de la vacuna empujan el rendimiento a 10 años por encima del 1%, según Priya Misra, jefe global de estrategia de tasas de TD Securities. Misra cree que la Fed continuará comprando la misma cantidad de deuda del Tesoro de EEUU, pero cree que aumentará la cuota de bonos de más largo plazo.

El aumento de los rendimientos es un posible problema para la Reserva Federal porque eleva el coste de los préstamos para las empresas y los individuos, algo que podría amenazar el crecimiento económico.

“Creo que si se supera el 1% en (los rendimientos a 10 años) de forma rápida, es posible que veamos a la Reserva Federal haciéndolo antes de la reunión de diciembre”, dice Misra.

El rendimiento a 10 años estaba en el 0,911% el lunes, después de que Moderna Inc anunciara a principios del día resultados prometedores de sus ensayos de vacunas. El rendimiento de referencia alcanzó un máximo de 0,975% la semana pasada después de que Pfizer Inc. anunciara resultados similares para su vacuna.

Los analistas de JPMorgan dijeron el lunes en una nota que esperan que la Reserva Federal aumente el promedio de vencimiento de sus participaciones en el Tesoro en su reunión de diciembre, lo que podría hacer bajar los rendimientos.

El vicepresidente de la Reserva Federal, Richard Clarida, en un discurso del lunes, no dio ninguna indicación directa de que el banco central estuviera dispuesto a aumentar sus compras. Algunos inversores están interpretando al pie de la letra las palabras de la Reserva Federal.

“Los mercados están funcionando bien y, a menos que veamos la necesidad de más confinamientos, creo que no harán grandes cambios antes de fin de año”, dijo Kevin Giddis, jefe de renta fija de Raymond James.

Sin embargo, incluso si el panorama a corto plazo parece favorable, algunos inversores creen que la Reserva Federal aumentará sus compras de activos como medida de precaución.

“Mi opinión es que la Reserva Federal aumentará (las compras de bonos) a 160.000 millones de dólares mensuales en diciembre, incluso si tenemos buenas noticias en el frente de la vacuna e independientemente de cuáles sean las noticias relativas a la recuperación económica”, dice Thomas Costerg, economista de Pictet Wealth Management en Ginebra. “Han aprendido las lecciones de experiencias previas”.

Información de Kate Duguid en Nueva York; información adicional de Sujata Rao en Londres; editado por Ira Iosebashvili y Leslie Adler; traducido por Tomás Cobos

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up