for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

El BCE podría recortar el respaldo a países endeudados para favorecer préstamos de la UE

FOTO DE ARCHIVO. Una figura gigante del símbolo del euro en un parque del distrito financiero de Fráncfort, Alemania. 26 de octubre de 2014. REUTERS/Ralph Orlowski

FRÁNCFORT, 3 nov (Reuters) - El Banco Central Europeo podría ofrecer un respaldo menos generoso para los países endeudados cuando elabore un nuevo paquete de estímulos el próximo mes, para impulsarlos a solicitar préstamos de la Unión Europea ligados a inversiones productivas, dijeron fuentes a Reuters.

El BCE prometió la semana pasada introducir nuevas medidas en diciembre para ayudar a los países de la zona euro a enfrentar la segunda ola de coronavirus, que incluyen nuevos confinamientos que reducirán la actividad económica.

Las cuatro fuentes que hablaron con Reuters dijeron que las autoridades debatían si el BCE debería extender su Programa de Compras de Emergencia por Pandemia (PEPP), que entrega una flexibilidad sin precedentes en la compra de bonos de cualquier país en apuros, o su Programa de Compra de Activos (APP), en el que las compras deben reflejar el tamaño relativo de casa país.

Esto es porque el PEPP ha reducido tanto los costos del endeudamiento para los gobiernos endeudados como España y Portugal, que están evitando los préstamos de la UE ligados a inversiones digitales y verdes en favor de obtener efectivo sin condiciones en el mercado de bonos.

La composición del paquete debería decidirse en la reunión de política monetaria del BCE del 10 de diciembre y las fuentes aseguraron que un compromiso podría estar entre las alternativas, con el PEPP y el APP expandiéndose pero con el primero siendo el instrumento principal.

Un portavoz del BCE declino realizar comentarios.

La diferencia entre los dos programas es importante y la decisión tendrá implicaciones sobre cuánta ayuda podría entregar el BCE hacia los países más endeudados del bloque.

El BCE ha sobrecomprado significativamente bonos italianos y españoles bajo el PEPP desde la primera ola de la pandemia, ayudando a reducir sus rendimientos a niveles previos a la crisis sanitaria, un alivio bienvenido para sus gobiernos en un momento de tensión. Pero al hacerlo, ha hecho menos atractivos los préstamos del fondo Next Generation de la UE.

Este tipo de crédito oficial, revelado en respuesta al COVID-19, debe ser gastado en proyectos digitales o verdes y debe ser examinado por la UE, lo que lo hace menos aceptable para los gobiernos que vender bonos cuando el diferencial de las tasas de interés es pequeño.

Editado en Español por Manuel Farías

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up