for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

ANÁLISIS: Los inversores se preparan para otra noche de locura por las elecciones de EEUU

NUEVA YORK, 3 nov (Reuters) - El martes por la noche, James McDonald tiene previsto sentarse entre 19 pantallas de ordenador en su oficina de Los Ángeles, esperando el momento adecuado para lanzarse a una —o eso espera— de sus jornadas más fructíferas del año.

FOTO DE ARCHIVO: Inversores de la Bolsa de Nueva York (NYSE) trabajan mientras portan mascarillas. 26 de mayo de 2020. REUTERS/Brendan McDermid

Ese momento llegará cuando esté claro quién es el ganador de las elecciones de Estados Unidos.

McDonald, director ejecutivo del fondo Hercules Investments, ha establecido una estrategia de operaciones orientada a beneficiarse de un pico momentáneo en la volatilidad que él cree que ocurrirá cuando los inversores ajusten sus posiciones en respuesta al resultado de las elecciones.

Ese tipo de giros en el mercado es justo el riesgo del que Salem Abraham, presidente de Abraham Trading Company, trata de proteger a su cartera. Abraham, propietario de un rancho y gestor de fondos con sede en Canadá, Texas, tendrá a dos de los agentes bursátiles de su empresa al teléfono mientras observa los resultados de las elecciones desde su casa, listo para recortar posiciones en futuros sobre las acciones de Estados Unidos si los mercados parecen abocados a una caída en picado.

Las oscilaciones del mercado que siguieron a la inesperada victoria del presidente Donald Trump en 2016 aún están frescas en la mente de los inversores, por lo que muchos han pasado las últimas semanas reduciendo su exposición en los diferentes activos y cubriendo sus carteras contra la volatilidad postelectoral, mientras que unos pocos han desarrollado estrategias que podrían producir grandes beneficios, siempre que funcionen.

“Este es uno de los mayores eventos del año”, dice Dennis Dick, de Bright Trading LLC. “La incertidumbre aquí hace que la operativa sea interesante”.

En la noche del 8 de noviembre de 2016, los futuros de acciones de Estados Unidos cayeron hasta un 5%, el peso mexicano registró fuertes ventas y activos refugio como el oro repuntaron, mientras los inversores se apresuraban a reposicionar su cartera para una presidencia de Trump.

Al día siguiente, sin embargo, el S&P 500 ganó más del 1% mientras que el Índice de Volatilidad Cboe, el “medidor del miedo” de Wall Street, se desplomó más de 7 puntos tras tocar un máximo de la sesión de 21,48.

Una noche de movimientos bruscos en el mercado le vendría bien a MacDonald. Su estrategia implica posiciones largas y cortas en futuros del S&P 500 y el Índice de Volatilidad Nasdaq-100.

A medida que los resultados de la elección se hagan claros, MacDonald espera que la mitad de su inversión produzca ganancias importantes, incluso si el resto incurre en pérdidas, que busca limitar mediante órdenes “stop-loss”, con las que se ejecutan operaciones para contener las pérdidas en unos niveles preestablecidos.

“Hay una gran oportunidad de ganancias una vez que sepamos quién es el presidente”, dice McDonald. “Queremos aprovechar esa gran inflexión”.

Cobertura multimedia de las elecciones de EE.UU: here

RESULTADOS NEBULOSOS

Otros han preparado estrategias que podrían ser beneficiosas en caso de que la volatilidad persista en las transacciones del miércoles.

EAB Investment Group ha recomendado a sus clientes estrategias de opciones en fondos dedicados al crédito y a las divisas, según Arnim Holzer, analista de la firma.

En caso de que la carrera parezca reñida en estados como Florida y Pensilvania, Holzer cree que los bonos de alto rendimiento tendrían un rendimiento inferior y que el yen y el franco suizo se recuperarían.

Los analistas de TD Securities estiman que el S&P 500 podría subir un 3% y los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años podrían subir 15 puntos básicos el miércoles si el demócrata Joe Biden gana la presidencia y su partido gana 51 escaños en el Senado, mientras que el índice de referencia podría subir un 1% y los rendimientos a 10 años caerían 10 puntos básicos si Trump gana y los republicanos mantienen el control del Senado.

Un resultado electoral poco claro, sin embargo, podría resultar en movimientos más severos ese día, ya que el S&P 500 podría caer hasta un 5% y los rendimientos del bono del Tesoro a 10 años de referencia caerían 15 puntos básicos.

Algunos inversores aprovecharán para comprar más de sus valores favoritos si los precios de los activos caen.

Garvin Jabusch, director de inversiones de Green Alpha Advisors, aumentó su asignación de efectivo con el fin de comprar acciones de energía renovable en caso de que caigan. Las acciones de energía limpia se han disparado en los últimos dos meses como resultado de la ventaja de Biden en las encuestas.

“Estamos apartando un poco de pólvora para recomprar esas gangas”, dice Jabusch.

Sin embargo, algunos recomiendan cautela antes de lanzarse al mercado inmediatamente después de las elecciones.

Mike Zigmont, jefe de operativa y análisis de Harvest Volatility Management, dice que había vendido temporalmente su cartera, que incluye posiciones de opciones cortas, para evitar cualquier desbarajuste del mercado.

“Este evento en particular está tan cargado de emoción y es tan complicado y tan turbio que conlleva todo tipo de riesgos que no solemos encontrarnos”, dice Zigmont.

Cobertura multimedia de las elecciones de EEUU: here

Información de April Joyner en New York; editado por Ira Iosebashvili y Matthew Lewis; traducido por Tomás Cobos

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up