for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

BREAKINGVIEWS: La palidez de IAG es síntoma de una prolongada enfermedad de los vuelos

LONDRES, 22 oct (Reuters Breakingviews) - El consejero delegado de IAG, Luis Gallego, no será el único jefe de una aerolínea que se tenga que preparar para unas Navidades aciagas.

FILE PHOTO: A British Airways Boeing 747 is seen at the Heathrow Airport in London, Britain, July 17, 2020. REUTERS/Hannah McKay

Apenas seis semanas después de haber asumido el cargo, el español reveló que la matriz de British Airways e Iberia perdió 1.300 millones de euros en el tercer trimestre, advirtiendo que ya no esperaba alcanzar el punto de equilibrio en los próximos tres meses debido al aumento de los contagios y a las nuevas restricciones al viaje. Las esperanzas frustradas se están convirtiendo en el estado mental por defecto de la aviación.

El golpe revelado el jueves fue aún peor que la previsión de una pérdida de 920 millones de euros que esperaban los analistas. También mostró poca mejora con respecto al trimestre anterior, cuando los estrictos confinamientos hicieron casi imposible los viajes internacionales.

Los ingresos de 1.200 millones de euros superaron en tan sólo 500 millones de euros los del trimestre anterior, lo que demuestra que las cuarentenas impuestas a las llegadas de los viajeros por unos Gobiernos nerviosos por controlar la situación tuvieron casi el mismo efecto disuasorio que las restricciones a la circulación.

Con el virus propagándose a ambos lados del Atlántico -tradicionalmente el caladero más fértil de IAG- Gallego no tuvo más remedio que dejar en tierra más aviones. Muchos de los que siguen volando pueden terminar por generar pérdidas, retrasando cualquier posible regreso a la rentabilidad. En el último trimestre, el “coeficiente de ocupación de pasaje” de IAG, o número de asientos ocupados, fue de tan sólo el 48,9%.

Otras aerolíneas se enfrentan a caídas a cifras similares. En un vuelo de mediados de semana operado por Lufthansa entre Londres y Múnich la semana pasada, Breakingviews contó poco más de 30 pasajeros en un avión de 180 asientos.

Con 9.300 millones de euros de efectivo o de crédito a mano, incluidos los 2.700 millones inyectados recientemente por los accionistas, Gallego probablemente tendrá gasolina financiera en el depósito para más de un año.

Sus rivales europeos Air France-KLM y Lufthansa cuentan con colchones ligeramente más gruesos, pero pueden estar más limitados en el recorte de gastos, ya que han recibido paquetes de apoyo estatales de varios miles de millones de euros.

Esto hace que la posición de Gallego sea ligeramente menos incómoda que la de sus rivales. Su reciente decisión de relevar a Álex Cruz al frente de British Airways también parece haber mejorado sus relaciones con el Gobierno de Reino Unido, que ahora está luchando con más empeño por el sector, como demuestra la introducción esta semana de tests de coronavirus previos al vuelo en el aeropuerto londinense de Heathrow. Pero los cielos más despejados siguen quedando muy lejos.

En Twitter twitter.com/edwardcropley

- Los clientes de Reuters pueden consultar las columnas anteriores del autor en [CROPLEY/]

- PARA RECIBIR ALERTAS POR CORREO ELECTRÓNICO PUDE SUSCRIBIRSE EN EL SIGUIENTE ENLACE bit.ly/BVsubscribe

Editado por Swaha Pattanaik y Katrina Hamlin; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up